JUSTICIA

Delitos sexuales, ¿el fin de un largo silencio?

Delitos sexuales, ¿el fin de un largo silencio?
Frente a la Corte Suprema de Justicia un grupo de mujeres espera el resultado del juicio a Arquesio Arias. Exigen justicia. Miguel Cavalli

En medio de la pandemia de la Covid-19 un fenómeno históricamente silenciado ha tomado un protagonismo inesperado: los delitos sexuales, especialmente contra menores de edad.

La agenda del país ha estado marcada por protestas por las denuncias de abusos físicos, sexuales y psicológicos contra menores tutelados por el Estado, pasando por denuncias puntuales en redes sociales que terminan en los tribunales, hasta un juicio que se le sigue a un diputado de la República.

Pero este problema no es nuevo. Datos del Ministerio Público detallan que entre enero de 2018 y diciembre de 2020 se han reportado 19 mil 555 denuncias contra la libertad e integridad sexual o por corrupción de personas menores de edad, explotación sexual comercial y otras conductas. Y solo en los primeros dos meses de 2021 ya se registran 983 denuncias, principalmente por violación carnal.

Entre esos casos figuran el de violaciones sexuales y malos tratos a decenas de menores en albergues bajo la custodia de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf), en los que ya hay una veintena de víctimas identificadas.

La actividad judicial por estos casos también ocupa a la misma Corte Suprema de Justicia. Precisamente hoy lunes 12 de abril a las 9:00 a.m. se reanuda en la Corte un proceso emblemático: el quinto día del juicio a Arquesio Arias, uno de los 71 miembros de la Asamblea Nacional, el órgano del Estado encargado de hacer las leyes con la que los tribunales de justicia deben castigar los delitos. Fue imputado en octubre de 2019 por la presunta comisión de violación y actos libidinosos contra una paciente cuando ejercía como médico en Guna Yala, y en septiembre de 2020 por la supuesta comisión de delitos sexuales contra una menor de edad.

Denuncias por delitos sexuales

6,617 Cantidad de denuncias por delitos contra la libertad e integridad sexual y por corrupción de menores y explotación sexual comercial en 2018.

7,163 Cantidad de denuncias ante el Ministerio Público por los delitos arriba señalados en 2019.

5,775 Es el número de denuncias de estos delitos correspondiente a 2020.

Desde el inicio del juicio, a puertas cerradas, el pasado miércoles 7 de abril, toda la semana los tamboritos y manifestaciones a favor y en contra del imputado en las escalinatas de la Corte, en Ancón, no han cesado.

Mientras el tribunal de juicio en el caso de Arias, integrado por siete magistrados principales de la Corte y dos suplentes, escuchaba a las partes, en el extremo oeste del país, en Chiriquí, un tribunal de garantías ordenaba el pasado viernes 9 de abril la imputación por la presunta comisión de delitos de violación agravada y actos libidinosos de Israel Alban González Guerra, de 37 años de edad, camillero del hospital de la Caja de Seguro Social Rafael Hernández de David.

Ello luego de que una paciente de 24 años denunció a través de redes sociales, con lujo de detalle, que el 26 de marzo un funcionario le dio a beber dos pastillas que la adormecieron y posteriormente la ultrajó sexualmente.

Tres días antes, el pasado 7 de abril, un tribunal de juicio de Colón condenó a 14 años de prisión a un hombre de 54 años de edad por los delitos de actos libidinosos agravados y corrupción de menores agravada. Se le prohibió ejercer cualquier cargo en parques, parvularios, áreas recreativas en donde se concentren menores de edad, por el término de cinco años una vez cumplida la pena principal. No se reveló el nombre.

Más recientemente, este sábado 10 de abril el Ministerio Público informó que un tribunal de juicio en Panamá condenó a 32 años de cárcel a un hombre de 51 años que violó repetidamente a sus hijastras de 6 y 13 años de edad. No se reveló la identidad del condenado, pero los hechos ocurrieron entre abril 2017 y julio del 2018 en Pacora.

Las historias de terror no terminan. El Ministerio Público también informó este fin de semana que el 9 de abril en audiencias distintas, jueces de garantías ordenaron la imputación a dos hombres y dos mujeres por la presunta comisión de los delitos de corrupción de menores, violencia de género, explotación sexual comercial y asociación ilícita. Los dos hombres, cuyos nombres tampoco se han revelado, quedaron detenidos.

La investigación se inició en febrero de 2021 cuando la Fiscalía Regional de Colón recibió una denuncia en la que se afirmaba que una menor y un adulto sostenían relaciones sexuales a cambio de dinero y que cuando la adolescente se negó, el hombre la amenazó.

Según las pesquisas, las dos mujeres, que residen en Escobal desde 2018, incitaban a las adolescentes a tener sexo a cambio de dinero, por lo que eran trasladadas a varios lugares de Cuipo, donde se encontraban con el hombre. Este, a su vez, contactaba a otros “clientes” para acceder a las menores, con lo cual lucraban todos los involucrados.

Hasta el momento se han identificado a cuatro víctimas de esta red, quienes señalaron que las captaban en las afueras de la escuela de Escobal.

Este domingo también el Ministerio Público informó de una condena a 18 años de cárcel contra un hombre de 40 años por violación agravada y actos libidinosos contra adolescentes de 13 y 15 años entre enero de 2018 y abril de 2019.

Edición Impresa