CLIENTELISMO

Diputado Pineda dice que entrega jamones desde hace 12 años

Diputado Pineda dice que entrega jamones desde hace 12 años
El diputado Raúl Pineda, del PRD, afirma que él compró los víveres que entregó. Archivo

Un día después de que se divulgara que diputados de distintos partidos habrían recibidos jamones para ser repartidos entre sus electores, dos diputados se pronunciaron públicamente sobre el tema.

El diputado Raúl Pineda, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), aseguró en su cuenta de Twitter que desde hace más de 12 años entrega pavipollos, jamones, roscas de pan o dulce de frutas, como tradición suya, de su familia y de su equipo de trabajo.

“Hoy, un grupo que no saben lo que es vivir en el barrio, critican estas acciones”, manifestó Pineda, cuyo nombre aparece en una lista de diputados que supuestamente recibieron jamones, y que fue divulgada por su colega Mayín Correa, de Cambio Democrático (CD).

El perredista también mostró una factura que demostraría que él adquirió los víveres que entregó en el circuito 8-6 (San Miguelito), área que lo eligió como diputado.

Mientras, el independiente Gabriel Silva publicó –también en Twitter– la noticia que divulgó ayer este medio, titulada “Regalo de navidad: jamones y bonos para diputados y ediles”, y la acompañó de la siguiente frase: “Repartir jamones no es función de los Diputados. Mi equipo y yo no recibimos ni dimos ningún jamón ni bono”.

La noticia de La Prensa informa que la Presidencia de la República, a través de la Dirección de Asistencia Social (DAS), gastó $2.9 millones en la compra de más de medio millón de bonos para distribuirlos entre todas las juntas comunales del país. Mientras que fuentes del Legislativo afirmaron a este medio que el Ejecutivo habría asignado 500 jamones y otros víveres a diputados del PRD, CD, el Movimiento Liberal Republicano Nacionalista y el Partido Panameñista.

Dirigentes de la sociedad civil condenan esta vieja práctica política que se repite administración tras administración. “A pesar de que hasta la Corte Suprema de Justicia se pronunció declarando inconstitucionales las donaciones de la Asamblea, gobierno tras gobierno siguen con la misma práctica clientelista que está acabando con la democracia, disfrazado la politiquería con filantropía y, de paso, perpetuando a los corruptos en posiciones de elección popular”, aseguró Anette Planells, del Movimiento Independiente (Movin).

Edición Impresa