CASO ODEBRECHT

Guatemala y la tradición de conceder extradición a Estados Unidos

Guatemala y la tradición de conceder extradición a Estados Unidos
Los hermanos Martinelli Linares fueron detenidos el pasado lunes en Guatemala. Están en un área aislada de la prisión militar de Mariscal Zavala. Cortesía

El Organismo Judicial de Guatemala suspendió todas las labores en sus tribunales desde hoy, y hasta el 23 de julio, debido a los casos de coronavirus.

La medida podría impactar a Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, detenidos desde el lunes pasado en el país centroamericano, mientras esperan audiencias donde se decidirá si serán extraditados a Estados Unidos (EU), que los investiga por presunta conspiración para lavar dinero en el caso Odebrecht.

El Tribunal Tercero de Sentencia Penal había programado la audiencia de Ricardo Alberto para mañana 10 de julio. La de Luis Enrique aún no había sido programada. Mientras tanto, los hijos del expresidente Ricardo Martinelli están detenidos en un área aislada de la prisión militar de Mariscal Zavala.

El proceso

De acuerdo al politólogo Manfredo Marroquín, fundador de la organización Acción Ciudadana, el capítulo de Transparencia Internacional (TI) en Guatemala, casi el 100% de las solicitudes de extradición solicitadas por Estados Unidos a su país han sido concedidas.

Aunque afirma que la mayoría de los casos están ligados a narcotráfico, no ve cómo eso pueda incidir en que este proceso, vinculado a corrupción, no corra la misma suerte que todos los anteriores. EU, recordó, tiene 40 días para hacer la solicitud formal de extradición, con el propósito de que la justicia guatemalteca entre a conocerla. Pero, antes se deben celebrar las audiencias en las que los detenidos deben conocer los motivos del pedido de extradición.

“Su defensa ya ha adelantado que sólo atacarán la detención por considerarla ilegal dado que son diputados suplentes en el Parlamento Centroamericano (Parlacen)”, narró.

‘Diplomáticos’

En efecto, el equipo legal de los Martinelli en Guatemala (seis abogados) alega que ambos son diputados suplentes del Parlacen, y, por tanto, gozan de inmunidad diplomática.

El organismo regional no se ha pronunciado formalmente al respecto, pero su vicepresidente, Gilberto Sucari, informó que Ricardo Alberto y Luis Enrique no han sido juramentados.

Los dos hermanos llevaban pasaportes del Parlacen cuando fueron capturados en el aeropuerto La Aurora el pasado lunes, donde pretendían abordar un avión privado, rumbo a Panamá. También portaban pasaportes panameños ordinarios, cuatro celulares y gran cantidad de dinero en efectivo en dólares, euros y otras monedas.

Pero Marroquín argumenta que la inmunidad se adquiere al ser juramentado y al ejercer el cargo. Recordó que esa fue una estrategia que aplicó el expresidente guatemalteco Jimmy Morales (2016-2020). “Fue a tomar juramento inmediatamente después de entregar la banda”, narró.

La misma técnica usó Ricardo Martinelli (2009-2014) cuando salió del poder.

El pasaporte

Ayer, la Autoridad de Pasaportes de Panamá informó que los pasaportes ordinarios de ambos fueron renovados a principios de año, en el Consulado de Panamá en Miami. “No cuentan con pasaportes diplomáticos emitidos por la República de Panamá”, se lee en la nota.

La Prensa confirmó que el de Ricardo Alberto se emitió en enero pasado, y el de Luis Enrique, en febrero. En ese momento, tenían cuentas pendientes con la justicia panameña y sobre ellos pesaba una orden de detención por los casos Odebrecht y Blue Apple.

Por ejemplo, el fallo del Segundo Tribunal de Justicia que les concedió la fianza de $2 millones a cada uno para no ser detenidos en el caso Odebrecht, se emitió el pasado 6 de marzo. Luis Enrique consignó el dinero el pasado 22 de junio, y la solicitud para levantar la orden de detención se generó el pasado 23 de junio. Mientras que Ricardo Alberto consignó el dinero el pasado martes 7 de julio.

Consulado habla

Este medio consultó a Ricardo Gaitán, cónsul de Panamá en Miami, sobre el asunto, y su asistente Vivian Calderón, contestó lo siguiente: “nosotros como Consulado recibimos a todo panameño que solicite cualquier documentación o servicio del Consulado. Con respecto a los pasaportes ordinarios, solamente se recibe la solicitud y se tramita. Eso se envía a la Autoridad de Pasaportes de Panamá. Ellos toman la decisión de aprobación de renovación, etc. Nosotros como Consulado, no otorgamos ese tipo de aprobación. Si el pasaporte es aprobado, se confecciona en Panamá, y lo envían vía DHL, conjuntamente con otros pasaportes, al Consulado. Las personas deben ir a buscar los pasaportes. En el caso de los ciudadanos Martinelli, se le atendió en enero, y se les realizó el trámite, el cual se envió a Panamá. En ese momento el señor cónsul estaba en una misión. Le informaron, y no había ningún impedimento que nos indicara Panamá, para no realizar la gestión”.

La acusación

¿Por qué fueron detenidos en Guatemala los hijos del expresidente Ricardo Martinelli?

Según la acusación, presentada por el agente especial Michael Lewandowski, del Federal Bureau of Investigation (FBI), ante la Corte del Distrito Este de Nueva York, Ricardo Alberto y Luis Enrique habrían participado como “intermediarios” en pagos de sobornos por $28 millones, “bajo la dirección de Odebrecht”.

El dinero habría beneficiado a un servidor público panameño, cuyo nombre no está anotado de momento en la acusación estadounidense, pero que es descrito como “un oficial con un altísimo cargo en el gobierno panameño” entre 2009 y 2014 –periodo que corresponde al mandato presidencial de Martinelli Berrocal– y, además, “familiar cercano” de los dos acusados.

Edición Impresa