SISTEMA SANITARIO

Hospitales públicos están saturados: 95% de ocupación

Hospitales públicos están saturados: 95% de ocupación
El Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social tiene 79 pacientes hospitalizados con coronavirus en la unidad de cuidados intensivos, mientras que otros 20 están por otras enfermedades. Elysée Fernández

La pandemia de Covid-19 saturó los principales hospitales del sistema público de salud. Así lo confirman médicos especialistas que ayer aseguraron que el margen de ocupación hospitalaria supera el 95%, cuando lo ideal es que se mantenga por debajo del 85%.

Este escenario es más notorio en el Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social (CSS) y en el Hospital Santo Tomás (HST), donde se habilitaron nuevas salas para pacientes de Covid-19.

El presidente de la Asociación de Médicos Especialistas de la CSS, Domingo Moreno, expresó que las autoridades no dan la información correcta sobre la situación que enfrenta el sistema de salud, pero la apertura de nuevas salas y el traslado de pacientes demuestra que hay graves problemas.

Las estimaciones indican que por cada mil casos nuevos de Covid-19 que se reportan por día, unos 200 deberán acudir a un hospital.

El presidente de la Asociación de Médicos Especialistas del Hospital Santo Tomás, Carmelo Wong, subrayó que anuncios como la posibilidad de contratar médicos extranjeros y la habilitación de centros de convenciones muestran que se está preparando el sistema para un momento difícil.

La ministra consejera de Salud, Eyra Ruíz, expresó que todavía hay capacidad para recibir pacientes, pero reconoció que la situación se hubiese complicado en los próximos 15 días si no hubieran decidido adecuar los centros de convenciones Amador y Figali. Este último abrirá el fin de semana.

Aumento agresivo de casos satura principales hospitales

Las medidas que están tomando las autoridades sanitarias para contener la pandemia de Covid-19 son reflejo de que el virus está fuera de control y de que el sistema de salud poco a poco se queda sin capacidad para atender a la población afectada en los hospitales.

De esta situación dan cuenta voceros médicos de dos hospitales de referencia del país: Domingo Moreno del Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social (CSS) y Juan Carmelo Wong del Hospital Santo Tomás (HST).

Para Wong, quien es presidente de la Asociación de Médicos Especialistas del Hospital Santo Tomás, el sistema de salud terminó de colapsar hace unas dos semanas.

Wong precisó que en el HST hay unas 185 camas ocupadas con pacientes de Covid-19, mientras se avanza en la apertura de nuevos espacios para albergar a más enfermos.

“Cuando tu empiezas a transformar hospitales generales en hospitales Covid-19, independientemente de que no los declaren, si el 80% de los pacientes hospitalizados son por Covid-19, para los efectos sanitarios es un hospital Covid-19”, dijo.

Otra muestra de los problemas que afronta el sistema de salud, según Wong, es que se analice la posibilidad de buscar especialistas en el exterior, porque no hay suficientes en el país. “Estamos colapsados, antes de esto no era necesario”, remarcó.

Destacó que la habilitación de centros de atención en instalaciones para convenciones, como Amador y Figali, significa que se avecina un escenario “muy fuerte”.

“Todo esto sin contar con el agotamiento del personal sanitario y la escasez de insumos, como el equipo de protección personal”, acotó.

Sistema rendido

Moreno, presidente de la Asociación de Médicos Especialistas de la CSS, manifestó que las autoridades de Salud no quieren reconocer el problema.

“El sistema ya está rebasado”, aseguró Moreno, quien detalló que medidas como desplazar el servicio de Obstetricia del Complejo Hospitalario hacia el hospital Irma de Lourdes Tzanetatos refleja la reingenieria que se está haciendo.

Desde los primeros días de la pandemia, Moreno argumentó que en el Complejo Hospitalario se tenía que aplicar una política de realizar hisopados a todos los pacientes antes de hospitalizarlos, para evitar la entrada de la enfermedad al nosocomio, así como efectuar la prueba periódicamente a todo el personal sanitario.

Agregó que esta situación empeora por la falta de capacidad para recluir a los enfermos en las unidades de cuidados intensivos, lo que lleva a que mueran en salas de atención general, como está ocurriendo, “sin ningún tipo de justificación”.

Hasta ayer, en el Complejo Hospitalario habían 97 camas disponibles de 457 que hay en sala, y de 117 camas en cuidados intensivos quedaban unas 18. Las autoridades de esta instalación indicaron que ante esta ocupación habilitarán 35 camas más de cuidados intensivos hoy.

Al respecto, la ministra consejera de Salud, Eyra Ruíz, dijo que todavía los hospitales tienen capacidad para recibir pacientes, y que la situación hubiese sido peor si no hubieran tomado decisiones como la habilitación de los centros de convenciones Amador y Figali.

La funcionaria subrayó que cuando se evalúa individualmente hay nosocomios como el Hospital Santo Tomás y el Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid que siempre se verán llenos.

De hecho, esta semana se encontraron con que, por ejemplo, en los hospitales de Panamá y Panamá Oeste había disponibilidad de 112 camas en salas, 10 en cuidados intensivos y 4 en semiintensivos, por lo que generalmente están en busca de nuevos espacios.

Ruíz explicó que la habilitación de los centros de convenciones –como Figali, donde tendrán 160 camas– lo que busca es decongestionar las salas de los hospitales. Además, anunció que estarán lanzando una campaña de concienciación para que las personas positivas mayores de 40 años y con factores de riesgo, vayan a los hoteles para recibir un tratamiento de siete días que los alejará de las salas de hospitalización y de cuidados intensivos. Lo anterior, para desocupar los cuartos de urgencia y las salas de hospitalización de hospitales del Ministerio de Salud y la CSS.


Edición Impresa