VOTACIÓN

A ‘aguas inexploradas’ llevaría rechazo del ‘brexit’, afirma Theresa May

A ‘aguas inexploradas’ llevaría rechazo del ‘brexit’, afirma Theresa May
A ‘aguas inexploradas’ llevaría rechazo del ‘brexit’, afirma Theresa May

La primera ministra británica, Theresa May, advirtió ayer domingo a los legisladores que podrían llevar a Gran Bretaña a “aguas inexploradas” y provocar una elección general si rechazan su acuerdo para el brexit en una crucial votación parlamentaria mañana, martes.

May lucha para salvar su impopular plan para el brexit y su trabajo antes de una confrontación en el parlamento planeada para el martes, cuando se espera que los legisladores rechacen por un amplio margen el acuerdo de divorcio al que llegó con la Unión Europea (UE).

A pesar de la especulación de que el gobierno se vería obligado a retrasar la votación, su oficina en la calle Downing insistió que se llevará a cabo.

Una derrota en la votación provocaría que Gran Bretaña saliera fracasado de la UE el 29 de marzo, la fecha para la salida, sin un acuerdo en vigor, un resultado que provocaría un caos económico.

En una entrevista con el periódico Mail del domingo, May dijo que rechazar el acuerdo “significaría una grave incertidumbre para la nación con un muy elevado riesgo de que no haya brexit o dejar a la Unión Europea sin acuerdo”.

“Cuando digo que si este acuerdo no es aprobado estaríamos en aguas inexploradas, espero que la gente comprenda que es realmente lo que creo y temo que suceda”, dijo.

También advirtió que no respaldarla le daría más poder al líder de la oposición del Partido Laborista.

“Que Jeremy Corbyn tome control del poder, creo que es un riesgo que no nos podemos dar el lujo de correr”, agregó.

Desventaja

El gobierno de May no tiene mayoría en la Cámara de los Comunes, y los partidos de oposición, así como muchos del Conservador de May, ya han dicho que no respaldarán el acuerdo de divorcio al que llegaron May y los líderes de la UE la semana pasada.

Varios de sus ministros la han ido abandonando por el pedregoso camino de una negociación que resultó más difícil de lo que esperaban, entre ellos dos ministro del brexit, Dominic Raab y David Davis, y el jefe de la diplomacia Boris Johnson, que desde entonces se convirtió en uno de sus más acérrimos rivales.

Pero esta política de 62 años de edad, que proyecta una imagen de frialdad un poco mecánica, siguió adelante con su plan, convencida de que su acuerdo es el más equilibrado para un país muy dividido.

Edición Impresa