RECURSOS HÍDRICOS

Licitarán colectora para saneamiento del río Matasnillo

Licitarán colectora para saneamiento del río Matasnillo
Datos del Programa de Saneamiento indican que aproximadamente 120 mil personas residen cerca de la cuenca del río Matasnillo. Archivo

El Programa Saneamiento de Panamá se encuentra en el proceso de elaborar el pliego de condiciones, para luego licitar el diseño y construcción del colector principal del río Matasnillo.

No se ha divulgado el costo de la obra.

La ejecución de esta obra representa un reto de construcción al desarrollarse en un área de alta densidad de población, y con características de alto tráfico vehicular. Además, se trata de uno de los ríos más contaminados de la ciudad de Panamá.

La entidad informó que el proyecto consiste en la interconexión del sistema de alcantarillado existente al colector principal, el cual inicia su recorrido en el área de Los Libertadores hasta llegar a la vía Simón Bolívar (vía Transístmica), con un diámetro de 36 pulgadas.

Posteriormente, pasará por la vía Fernández de Córdoba, la vía España y vía Brasil, hasta llegar a Calle 50. Su recorrido terminará en en la cámara de inspección operativa ubicada cerca de la Escuela Profesional Isabel Herrera de Obaldía.

Según el Programa de Saneamiento, el río Matasnillo muestra evidencias de contaminación producida por el colapso del sistema de alcantarillado sanitario, algo que se confirmó a través de un estudio de la calidad del agua.

Ese estudio identificó al menos 200 puntos de descarga ilegal de aguas residuales que llegan directo a la cuenca del río. En el corregimiento de Betania, por ejemplo, las aguas residuales que se vierten directamente al Matasnillo proceden de un sector de El Dorado, El Ingenio, Villa Cáceres y Miraflores. En el corregimiento de Pueblo Nuevo se originan en Hato Pintado, y en el corregimiento de San Francisco, caen de Carrasquilla y el Parque Recreativo Omar Torrijos, así como el área bancaria.

Para Susana Serracín, de la Alianza para la Conservación y el Desarrollo, Panamá carece de cultura ambiental, aunado a la irresponsabilidad de muchos que consideran los ríos como vertederos de todo tipo de desechos. “En términos generales, tenemos un débil monitoreo y falta de sanciones ejemplares”, puntualizó.

Para la ecologista, se requiere un intenso trabajo de las autoridades, que implique la modernización de los marcos normativos y la aplicación de sanciones a las personas e industrias que insisten en contaminar. Todo ello, de la mano de una campaña de educación ambiental.

Edición Impresa