RUTA 2019

La lucha por la herencia política dentro de CD

La lucha por la herencia política dentro de CD
José Raúl Mulino y Rómulo Roux aspiran a obtener la candidatura presidencial de CD.

Peleas por la bendición del expresidente Martinelli, acusaciones de traición, vínculos con el caso Odebrecht, asociaciones con el presidente de la República. Es parte de lo que se ha vivido en los 45 días de campaña del partido Cambio Democrático (CD) para escoger a su candidato presidencial.

+info

Rómulo Roux y José R. Mulino se enfrentan en redesÚltimos días de campaña del partido Cambio Democrático

Aunque siete precandidatos se disputan el cargo, la guerra política se concentra entre José Raúl Mulino y Rómulo Roux.

La batalla entre estas dos corrientes no es nueva. Comenzó en diciembre pasado, cuando Roux se postuló para ser el presidente del partido. Esto provocó que la vieja guardia del partido lo tachara de traidor, ya que Martinelli lideraba el colectivo desde 1998.

El próximo domingo 12 de agosto se decidirá quién es el sobreviviente de esta lucha. Mulino afirma que la dirigencia del partido, presidida por Roux, a quien llama “el sobrino de Varela”, ha hecho varias “trastadas”. La principal, dijo, fue “guillotinar” 396 puestos de elección para seleccionarlos de “a dedo”. También lo ha ligado al caso Odebrecht.

Roux, por su lado, en Twitter le ha mandado varias indirectas. “La campaña sucia es la respuesta al no tener propuesta. El nuevo cambio trae propuestas, no ataques”, escribió ayer.

Otro precandidato que va por el mismo puesto, señala que tanto Roux como Mulino han sido señalados por corrupción. Se trata del sociólogo Iván Montalvo. “Estas elecciones están marcadas por la lucha entre los corruptos que se aferran al poder”, señaló.

Montalvo se refiere a procesos judiciales en los que están o se han visto involucrados Roux y Mulino.

El Tribunal Electoral estableció desde el 26 de junio hasta hoy 9 de agosto a la medianoche el periodo en que los precandidatos pueden efectuar propaganda para las primarias.

Del 9 al 12 de agosto se consideran días de reflexión, y queda prohibido pedir votos. Todos los aspirantes deberán remover su propaganda para evitar sanciones.

CD tiene 348 mil miembros, 100 mil menos de los reportados en 2014, cuando contaba con 448 mil.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL