EDUCACIÓN

Meduca sigue sin localizar a unos 46 mil 744 estudiantes

Meduca sigue sin localizar a unos 46 mil 744 estudiantes
Provincias como Panamá y Panamá Oeste también reportan cifras de estudiantes que no han podido ser contactados. Por ejemplo, en Panamá Oeste son 10 mil 696 estudiantes los que están fuera del sistema actualmente, según las estadísticas del Mini

El 35% de los estudiantes (16 mil 323) que el Ministerio de Educación (Meduca) aún no logra contactar para integrar a las clases a distancia son de la comarca Ngäbe-Bugle.

No obstante, en todo el país hay 46 mil 744 estudiantes de escuelas oficiales que la institución no ha podido localizar desde que cerraron las escuelas el pasado mes de marzo.

Meduca sigue sin localizar a unos 46 mil 744 estudiantes
LA PRENSA

Estos datos están actualizados al 20 de noviembre del presente año y muestran qué áreas son las más afectadas por el cierre de las escuelas en cuanto a la falta de educación en sus estudiantes. Por ejemplo, en la comarca Ngäbe-Bugle, el 18.7% de los poco más de 87 mil estudiantes que asisten a escuelas oficiales no ha sido contactado. Este porcentaje corresponde a 16 mil 323 estudiantes.

Las cifras divulgadas el mes pasado por el Meduca sobre los estudiantes por contactar eran más altas: 57 mil, lo que evidencia un trabajo de búsqueda que ha sido exitoso. Hace un mes, el 8% de la población estudiantil estaba sin localizar. Al corte del 20 de noviembre, ese porcentaje bajó a 6.5%.

Gina Garcés, directora nacional de Evaluación Educativa, subrayó que la información la facilitan los directores de los planteles.

Identificó, además, tres principales factores que dificultan la labor de ubicar a los estudiantes. Primero, tener que relocalizar familias que por temas laborales migraron y esto puede hacer que el estudiante pierda el contacto con su centro estudiantil.

De hecho, muchas de las familias ngäbes tienden a migrar a la provincia de Chiriquí o al vecino Costa Rica durante la temporada de cosecha de café y demás productos agrícolas.

El segundo factor es la falta de conectividad y nulo suministro de electricidad en ciertas áreas del país y, el tercero, el hecho de que los docentes no viven en áreas cercanas a las escuelas.

Estos dos últimos factores se evidencian de forma clara en la data. Es el caso, por ejemplo, de la comarca Guna Yala, donde el 8.8% de los estudiantes no ha podido ser contactado.

¿Cuál será la estrategia para dar con estos alumnos? Según el Meduca, la localización de los estudiantes es, en primera instancia, responsabilidad de los directores de los centros educativos y docentes. Además, Garcés explicó que los padres y los otros estudiantes ayudan en la labor de encontrar a sus compañeros.

A nivel regional, los directores regionales llevan un registro y, finalmente, la Dirección General de Educación del Meduca es la encargada del reporte nacional.

Otras regiones

La segunda región con la mayor cantidad de estudiantes por localizar es Panamá Oeste, donde un 10.5% de la población estudiantil no ha sido contactada por los docentes y el Meduca. En total, en Panamá Oeste son 10 mil 696 estudiantes que están fuera del sistema.

En áreas de difícil acceso de Panamá Centro y Panamá Norte se evidencian problemas similares. El 8.5% o 2 mil 567 de los estudiantes en Panamá Norte no han sido localizados.

En Panamá Centro la cifra es mayor: 5 mil 498 estudiantes. Sin embargo, por la cantidad de estudiantes en esa región, estos representan un porcentaje menor del total de estudiantes (6.7%).

La funcionaria explicó que el protocolo de acción para contactar un estudiante se activa por tres razones. Primero, y de forma obvia, si el estudiante no ha sido localizado. Se activa también cuando un estudiante cuente con una inasistencia continua por una semana completa. En ese caso, el docente deberá alertar de posibles causas de deserción e intentar ponerse en contacto con estudiantes o acudientes.

El protocolo puede activarse también en caso de que el maestro de grado o el consejero del estudiante detecte “signos de posible deserción escolar”.

Los docentes tienen la responsabilidad de verificar la asistencia y dar seguimiento a casos particulares.

Conectividad

El factor de la conectividad es un gran obstáculo para la reinserción de los estudiantes al sistema. De ser localizados, es complejo garantizarles acceso a las plataformas que necesitan, pues la conexión a internet en ciertos puntos del país es limitada. El Meduca está implementando distintos programas en áreas de difícil acceso, donde se darán clases semipresenciales.

Sobre esta modalidad, los estudiantes podrán ir a los centros educativos cercanos a donde viven para acceder a módulos y guías. En los centros habrá acceso a internet.

Garcés reiteró que más que solo localizar a los estudiantes se necesita un seguimiento constante por parte de los docentes y de los padres de familia, de forma respetuosa, como se ha venido llevando a cabo.

La Red

La implementación de la Red de Retención y Reinserción Escolar ha dado frutos para el Meduca. La propuesta, la cual nació como una iniciativa del Consejo Permanente para la Implementación del Compromiso Nacional por la Educación (Copeme), identifica protocolos específicos a seguir al momento que se detecta un potencial abandono del sistema por un estudiante.

Las cifras de estudiantes no localizados ha disminuido desde que el Meduca adoptó los protocolos, pues se insta a los educadores, padres de familia y otros miembros de la comunidad a detectar factores que podrían significar la deserción y alertar a las autoridades educativas locales y regionales.

Precisamente, en uno de los documentos presentado por el Copeme al Meduca como parte de la propuesta de la Red se resalta la importancia del acompañamiento de los estudiantes entre sí. “Es trascendental el empoderamiento y la motivación de los líderes estudiantiles y, a su vez, la de ellos, con relación a sus pares”, resalta el escrito de Copeme.

El experto en el tema educativo y rector de la Universidad Santa María La Antigua, Juan Planells, ha planteado que la pandemia vino a agravar las debilidades del sistema educativo y cada vez son más amplias las diferencias entre los que sí tienen acceso a una computadora y los que no lo tienen.

Frente a esto, considera que hay que garantizar la conectividad a toda la población estudiantil, para que no se registren diferencias entre la educación que se imparte en la comarca Ngäbe y la que se brinda en la ciudad de Panamá.

Edición Impresa