CRISIS POLÍTICA

La migración camina con premura por América Latina

La migración camina con premura por América Latina
La migración camina con premura por América Latina

El paso de los migrantes se torna rápido, cauto, temeroso, cuando se acercan, bordean o penetran esa línea imaginaria, discriminatoria, que divide a los países. Al ser desconocidos como ciudadanos de la tierra, cruzan a su riesgo: allí puede comenzar o terminar su futuro e incluso su vida.

Con las crisis políticas en Nicaragua y Venezuela, buena parte de sus ciudadanos se han visto obligados a buscar refugio, trabajo y comida en Costa Rica, los primeros, y en Perú, Chile, Argentina e incluso Uruguay, los segundos.

La Organización de Naciones Unidas señala que 2.3 millones de venezolanos han huido del país del petróleo, dejando atrás las arepas y el sonido alegre del joropo.

El éxodo se está tornando cada vez más peligroso. El sábado, en Pacaraima, en la frontera entre Brasil y Venezuela, los disparos alarmaron el ambiente. Un número no determinado de lugareños atacó y quemó los campamentos que allí han improvisado inmigrantes venezolanos. Ese mismo día, pero en Costa Rica, cientos de ticos salieron en una protesta contra los migrantes nicaragüenses.

Brasil no descarta cerrar su frontera con Venezuela, aunque reconoce que esto no será tan fácil, según dijo el ministro de la Secretaría de Gobierno, Carlos Marun.

Por su parte, Perú anunció el viernes que a partir del próximo 25 de agosto le exigirá pasaporte a los venezolanos que ingresen por su frontera norte. Hasta el momento pueden entrar tan solo presentando su cédula de identidad personal.

Una organización de venezolanos le está solicitando al Gobierno peruano que al menos deje entrar sin pasaporte a embarazadas, niños, ancianos y enfermos.

(Con información de Reuters, AFP, AP)

Edición Impresa