PANDEMIA

Minsa apuesta a tecnología para control de vacunación

Minsa apuesta a tecnología para control de vacunación
Las primeras dosis de las vacunas contra la Covid-19 que llegarán a Panamá en el primer trimestre de 2021 son de Pfizer y BioNTech, las cuales requieren una temperatura de -70°C. AFP

Ivette Berrío, viceministra de Salud, anunció que se utilizará la tecnología para tener un control de las vacunas y las personas inmunizadas.

Adelantó que el Ministerio de Salud contará con un sistema de código de barras con el que, según dijo, se podrá determinar dónde, cuándo y a quién se le aplicó la dosis. “Toda esta información quedará registrada en una base de datos”, añadió.

Las autoridades prevén que el primer lote de vacunas llegue en el primer trimestre de 2021.

Panamá alcanzaría inmunidad de rebaño a finales de 2021

El país se enfrenta a uno de los peores escenarios desde que comenzó la pandemia en marzo pasado: más de 2 mil casos y 20 muertes por día, una economía frágil y un sistema de salud a punto de ser rebasado.

No obstante, también se espera la llegada de una vacuna contra la Covid-19 -en el primer trimestre de 2021- que, de alguna manera, representa un alivio.

Sobre este tema hay varias interrogantes aún, como: ¿Qué tiempo le tomará al país que la mayoría de su población reciba la vacuna? o ¿Cuánto durará el efecto de la inmunización en el organismo?

Para el pediatra infectólogo Javier Nieto hay que tomar en cuenta, en primera instancia, que inicialmente habrá una cantidad limitada de vacunas, ya que las compañías darán prioridad a los grandes mercados, como Reino Unido, Canadá o Estados Unidos.

Dado que en un principio la vacuna será limitada, también estará disponible para poblaciones específicas. En estos grupos estarán trabajadores de la salud, personal de los estamentos de seguridad, adultos mayores o personas con algunas enfermedades crónicas.

“Se trata de trabajadores que están en la primera línea de batalla, lo que significa que esa disponibilidad en un inicio será para un 15% o un 20% de la población. Aquí en Panamá nos han dicho que en el primer trimestre de 2021 llegarán las vacunas, pero esas serán para esa población específica de la que hablamos”, subrayó Nieto.

De acuerdo con el especialista, una vez se concluya con esa población, entonces el Ministerio de Salud (Minsa) comenzará con el resto, entre mayo o junio del próximo año. Sin embargo, recordó que alcanzar lo que se conoce como “inmunidad de rebaño” o “inmunidad colectiva” (vacunar un 70% de la población) tomará mucho más tiempo.

En ese contexto, Nieto resaltó que la inmunidad colectiva se estará alcanzando a finales de 2021, de contar con las vacunas, en el tiempo oportuno y con una estrategia de vacunación correcta.

“Para que tengas una idea, en Estados Unidos las autoridades de salud se plantearon la inmunidad colectiva para mayo de 2021, por lo que en Panamá será varios meses después”, detalló.

Efecto y estrategia

Sobre cuánto tiempo durarán en el organismo los anticuerpos adheridos a través de las vacunas o si la inmunidad prevalecerá a corto o largo plazo, el pediatra infectólogo dijo que hasta el momento no hay una respuesta clara y que eso dependerá de estudios de investigación.

“Aún no se sabe si se requerirán dosis anuales como la influenza. Habrá que ver los efectos en las personas que lo están recibiendo en estos momentos”, concluyó.

Para el científico, mientras llega esa anhelada vacuna hay que cuidarse y usar de forma continua la mascarilla, ya que si bien estamos cerca de una vacuna la pandemia todavía no termina.

Frente a la realidad actual, el Minsa apuesta por la pronta llegada de una vacuna. La entidad ya informó que el primer lote de 450 mil vacunas contra la Covid-19, de la farmacéutica Pfizer, estará en “suelo patrio” entre enero y marzo de 2021.

“Hemos firmado con los desarrolladores de vacunas cantidades que nos proyectan vacunar alrededor del 80% de la población, de manera escalonada”, precisó en su momento la viceministra de Salud, Ivette Berrío, quien detalló que se le suministrará la vacuna inicialmente a funcionarios de la salud, de seguridad y los adultos mayores de 60 años.

En una segunda fase se espera la llegada de la vacuna de AstraZeneca, totalizando 1.1 millón de dosis, mientras que en una tercera etapa, Panamá recibirá 300 mil dosis, de la vacuna Johnson & Johnson. Además, se espera 1.1 millón de dosis de la vacuna de Covax, el fondo común de la Organización Mundial de la Salud, del cual el país también es parte.

En una quinta fase, llegará otro lote de la vacuna Pfizer, y BioNTech para los estudiantes mayores de 12 años.

Paralelo a la coordinación de los procesos de distribución de la vacuna, se organiza la construcción de un cuarto frío de 160 metros cúbicos y de cuatro cuartos fríos que funcionarán de manera dividida para las 15 regiones del país, así como 15 congeladores para menos 70 grados para cada región. Lo anterior, con la finalidad de mantener las vacuna a una temperatura adecuada.

El día después

Según Francisco Sánchez Cárdenas, miembro del Consejo Consultivo de Salud, con la llegada de la vacuna a Panamá no se acabará mágicamente la Covid-19, porque las precauciones deben seguir al menos por medio año más.

A juicio del también exministro de Salud, una vez iniciada la vacunación entre enero o marzo del próximo año, habrá que pasar otros seis meses cuidándonos y protegiéndonos, hasta que con la vacuna tengamos más de 3 millones de personas vacunadas, que es la llamada “inmunidad de rebaño”.

“Aquí será necesario que la persona que sea vacunada proteja al que aún no ha sido vacunado, ya que la estrategia en 2021 para la colocación de la vacuna será de forma escalonada. No todo el 70% de la población podrá ser beneficiado con este tratamiento en marzo”, puntualizó el especialista.

Sánchez Cárdenas sostiene lo anterior porque una persona vacunada podría convertirse en propagador del virus. Además es optimista en que la vacunación masiva no debe enfrentar problemas en el país en términos de logística.

Realidad de América

De acuerdo con Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), distribuir las vacunas contra la Covid-19 en América “será difícil y costoso”, por lo que es vital que los países comiencen a prepararse ahora. De hecho, las proyecciones para América Latina y el Caribe muestran que la vacunación del 20% de la población costará más de $2 mil millones.

La OPS ya está trabajando con los países de la región para facilitar el acceso a las vacunas contra la Covid-19 en el marco del Mecanismo Covax y les ofrecerá la opción de adquirirlas en bloque a través de su Fondo Rotatorio. “A la fecha, 28 países autofinanciados han firmado acuerdos con el Mecanismo Covax, y otros 10 países son elegibles para recibir apoyo [financiero] bajo el compromiso anticipado de mercado de COVAX”, explicó Barbosa.

La OPS también se ha asociado con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Unión Europea y otras instituciones financieras y donantes para asegurar la financiación necesaria para que los países de menores ingresos de la región puedan acceder también a las vacunas.

Todavía faltan algunos meses para que se pueda disponer de una vacuna contra la Covid-19, por lo que para el subdirector de la OPS las medidas de bioseguridad deben continuar: “usar mascarilla, mantener la distancia física, evitar las reuniones innecesarias y seguir las recomendaciones de las autoridades de salud”. Para él no hay otro camino mientras lleguen las vacunas.




Edición Impresa