SALUD PÚBLICA

Una nueva oportunidad para el Oncológico

Una nueva oportunidad para el Oncológico
Las actuales instalaciones del Oncológico no pueden con la demanda de personas que a diario acuden

Tras 11 años de espera para la construcción de la nueva sede del Instituto Oncológico Nacional (ION), el proyecto finalmente comienza a concretarse, luego de que la junta directiva de la Caja de Seguro Social (CSS) aprobó una adenda de $300 millones.

La adenda permitirá el traslado del Oncológico a los dos edificios que estaban destinados al Hospital de Especialidades Pediátricas y al hotel de los asegurados en la Ciudad de la Salud.

El vicepresidente de la junta directiva de la CSS, Roberto Valencia, explicó que en 2016 se firmó un convenio con el Ministerio de Salud a fin de ejecutar el proyecto de diseño, construcción, adecuación y equipamiento del nuevo ION.

Este convenio garantiza que la entidad de seguridad social reciba el dinero invertido hasta ahora en ambas estructuras destinadas para el ION, indicó Valencia.

Con la incorporación del Oncológico aumentó el precio de la Ciudad de la Salud, que terminará costando $854.2 millones, ya que en agosto de 2017 también se incluyó una adenda de $36.7 millones y su costo inicial era de $517.5 millones.

Una nueva oportunidad para el Oncológico
Las actuales instalaciones del Oncológico no pueden con la demanda de personas que a diario acuden

Revive la esperanza por un nuevo ION

La construcción de una nueva sede para el Instituto Oncológico Nacional (ION) está en planes desde 2007 –durante el gobierno de Martín Torrijos–, cuando los directivos del hospital plantearon a las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) la necesidad de tener instalaciones con mayor capacidad, pues las actuales, que ocupan desde el año 1999 en la antigua sede del Hospital Gorgas, en el corregimiento de Ancón, se quedaron pequeñas.

Los pasillos se han convertido en salas de espera y reducidos espacios en consultorios; algunos equipos se han quedado obsoletos y en la sala de quimioterapia no hay suficiente capacidad para la gran cantidad de pacientes que acuden a diario a consulta.

Al menos 11 años tienen los pacientes, médicos, empleados administrativos y directivos del ION aguardando por el traslado a una nueva sede, que finalmente estará en la Ciudad de la Salud de la Caja de Seguro Social (CSS), específicamente en los edificios que estaban destinados al Hospital de Especialidades Pediátricas y al hotel de los asegurados.

Inversión y adendas

Tras la aprobación el pasado 23 de octubre, por parte de la junta directiva de la CSS, de una adenda por 300 millones de dólares, se concretará la mudanza.

En ese sentido, el vicepresidente de la junta directiva de la CSS, Roberto Valencia, recordó que en octubre de 2016 se firmó un convenio con el Minsa, con el fin de ejecutar el proyecto de diseño, construcción, adecuación y equipamiento del nuevo Oncológico.

Este convenio garantiza que la entidad de seguridad social reciba el dinero invertido hasta ahora en ambas estructuras destinadas para el ION, indicó Valencia.

Aseguró que hasta la fecha se han invertido 42 millones de dólares en los dos edificios y en parte del equipo que se requiere para ese centro hospitalario.

Para Valencia es importante que se cumpla el convenio para no descapitalizar el Programa de Riesgo de Enfermedad y Maternidad, del cual salen los fondos para construir la obra.

Una nueva oportunidad para el Oncológico
Las actuales instalaciones del Oncológico no pueden con la demanda de personas que a diario acuden

El proyecto de la Ciudad de la Salud, con la incorporación del Oncológico –por un monto de $300 millones– tendrá un valor mayor al adjudicado, de $ 517.5 millones. Es decir, terminará costando $ 854.2 millones, ya que en agosto de 2017 también se aprobó, mediante la resolución No. 52089-2017, una adenda de $36.7 millones al actual contrato, en manos del Consorcio Construcciones Hospitalarias, S.A., al que pertenece la empresa FCC.

Informes de la CSS indican que hasta la presente fecha se han desembolsado por este proyecto $277.8 millones, y es una obra que será entregada por etapas y estará finalizada en 2021. Hasta agosto pasado tenía 57% de avance.

El director médico del ION, Aníbal Villa-Real, explicó que con la firma de esta adenda comienza el desarrollo del proyecto, porque todo lo que estaba construido “en bruto” se terminará.

Sostuvo que se tienen que hacer remodelaciones y construir áreas que todavía no estaban edificadas.

Las nuevas instalaciones tendrán 272 camas; ahora solo cuentan con 145. Además, 10 salones quirúrgicos, de los que actualmente hay 6. También se estipula la instalación de 6 búnkeres para radioterapia (tiene 3) y 12 camas de cuidados intensivos (posee 6).

Otra necesidad planteada en el plan médico funcional es la colocación de 80 sillones de quimioterapia con capacidad de expansión hasta 100, pues solo tienen 35 sillones y a diario acuden entre 110 y 130 pacientes.

Algunos pasan entre dos horas y seis horas recibiendo tratamiento.

Las autoridades de salud apuestan a que este traslado se traducirá en la disminución de los costos para mantener funcionando la Ciudad de la Salud y representa una ventaja para los pacientes asegurados que requieran atención en el ION.

Cerca del 80% de los pacientes que reciben atención en el Oncológico son asegurados.

De hecho, registros del Oncológico de 2016 muestran que se atendieron en primer ingreso 3 mil 557 pacientes, de los cuales 958 fueron no asegurados y 2 mil 599 asegurados.

Las cifras también determinan que en 2017 se detectaron 3 mil 678 casos de cáncer, la mayoría de ellos de mama, cervical y próstata

Una nueva oportunidad para el Oncológico
Las actuales instalaciones del Oncológico no pueden con la demanda de personas que a diario acuden

Lucha de años

El traslado del ION a nuevas instalaciones es el resultado no solo de una política de un Estado que debe ser responsable por la salud de sus ciudadanos, sino de la lucha de médicos, pacientes, asociaciones y sociedad en general por tener acceso a atención de calidad.

Así lo considera Alicia Luaces, presidenta de la Asociación Nacional de Pacientes en Quimioterapia, quien resaltó el hecho de que en las nuevas instalaciones tendrán más espacio, porque el número de pacientes se duplicó en los años que han estado esperando la mudanza.

Luaces expresó que ahora solo queda esperar que todo marche sobre ruedas para beneficio de los pacientes, quienes han podido esperar porque sobrevivieron a la enfermedad con el cuidado del personal médico y la dotación oportuna y continua de los medicamentos que necesitan.

Por su parte, el especialista en salud pública Jorge Luis Prosperi calificó como inaceptable los años que llevan los pacientes en espera de este nuevo hospital.

Añadió que la situación es un reflejo de la poca prioridad que ha tenido el sector salud en la agenda política de los últimos gobiernos, que han estado más ocupados en las actividades económicas y financieras.

Citó como ejemplos claros la situación del Hospital del Niño, del Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid y el Oncológico, todas instituciones enfermas desde el punto de vista estructural.

Aparte de todo este panorama, hay que sumar la burocracia que dilata los procesos y, sobre todo, el clientelismo político que propicia la llegada de personajes sin la  suficiente competencia para los cargos, que facilita la desorganización, ineficiencia y corrupción, concluyó Prosperi.

Edición Impresa