TAL CUAL

PESCADORES. Los calderos reclamándoles a las pailas sobre la honestidad del Gobierno fue el resultado del desfile de vocerías de oportunistas, demagogos y figurines manchados y marcados por sus propios escándalos de corrupción. Nos recordó a los panameños que gran parte de la clase política tiene cola de paja en este asunto. Señores de los partidos políticos, por favor, hagan un mea culpa y rescaten las reformas electorales para darle oxígeno al panorama político del país.

CHAVELA. Ayer, en una significativa demostración de lealtad, la vicepresidenta de la República y ministra de Relaciones Exteriores declaró, palabras más, palabras menos, que los ataques al Estado son el resultado de la lucha contra la corrupción que el presidente Varela ha emprendido. ¿Por qué será que a ella siempre le toca dar la cara en estas crisis?

LOS CONVIDADOS. Como si fuera posible, la Corte Suprema de Justicia ha quedado más rebajada por las denuncias de Fonseca Mora. Ya sean verdaderas o falsas, la caracterización de Ayú Prado como un magistrado “manejable” contribuye a las especulaciones de que la justicia en Panamá funciona de pitcher a catcher. ¿Ayú será zurdo o ambidiestro?

IMPORTANTE. El Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud, junto a varios gremios del sector privado, han consensuado el proyecto de una norma para restringir la venta de comidas y bebidas chatarras en las escuelas y sus proximidades. Sorprende que en la lista incluyeran al modesto mango verde con vinagre y sal. ¿Cuál será el criterio para semejante canallada? Hoy son los mangos verdes, mañana serán los bollos preñados y después hasta el agua de pipa.

Edición Impresa