INCLUSIÓN

Aula de robótica para estudiantes con autismo

Aula de robótica para estudiantes con autismo
Aula de robótica para estudiantes con autismo

El Instituto Panameño de Habilitación Especial (Iphe) inauguró ayer un laboratorio de robótica educativa para facilitar la enseñanza de materias como ciencia, tecnología y arte, a entre 40 y 50 integrantes del programa de autismo de la institución.

El proyecto, que tomó cinco años de realización, contó con el apoyo del Ministerio de Educación, el Iphe, la Cooperativa de Pilotos del Canal de Panamá, Banesco y la Fundación Nacional para el Desarrollo de las STEAM (Fundasteam).

Uno de los integrantes de este proyecto fue el profesor asociado del Instituto Tecnológico de Massachussets, Jordi Alba Canals, quién participó en el desarrollo de la metodología que será puesta en marcha en el salón de robótica. “Este fue un proyecto en el que se utilizó la tecnología para capacitar a estudiantes con autismo en el reforzamiento de sus habilidades sociales y su capacidad de resolver problemas. El objetivo es realizar el estudio más largo que se haya hecho en todo el mundo con una misma población de niños con autismo”, explicó el especialista español.

“Esperamos que esta iniciativa facilite la vida de los estudiantes con autismo y garantice su futura inserción en el mercado laboral”, agregó.

Una de las personas detrás del proyecto es el director de Fundasteam, Marvin Castillo, quién dijo que su esposa Lorena De Gracia tuvo la iniciativa de implementar una academia de robótica diseñada especialmente para los niños con autismo. “Empezamos a ver cómo este proceso creaba nuevas conexiones que nos llamaron la atención por su impacto importante en los niños con autismo y los adultos con asperger o algún otro tipo de condición similar. A partir de ahí, nos pusimos la meta de reunir las suficientes herramientas necesarias para habilitar un salón de robótica inclusiva en el aula especial de autismo del Iphe”, contó Castillo.

Un método cuyos resultados se vieron reflejados con el proyecto piloto desarrollado por cuatro estudiantes del Iphe quiénes diseñaron un carro especial para personas con discapacidad. Si el vehículo se accidenta o sufre algún desperfecto, de inmediato manda la voz de alarma a los diferentes estamentos de seguridad (Policía, Bomberos, SUME 911) dependiendo de la emergencia que se presente.

Edición Impresa