TECNOLOGÍA

Casas inteligentes, una realidad

Casas inteligentes, una realidad
Casas inteligentes, una realidad

Con las nuevas tecnologías y su impacto en la vida diaria, surge el concepto de las casas inteligentes. Sus ventajas más conocidas van desde el acondicionamiento personalizado del hogar, hasta un sistema de seguridad que podría parecer impenetrable tal como lo mostraba la saga de Matrix.

Pero las casas inteligentes, al igual que los smartphones, pueden ser objeto de amenazas especialmente ataques informáticos, que pueden poner en riesgo nuestra seguridad.

“Actualmente vivimos rodeados de dispositivos inteligentes; estamos construyendo un mundo interconectado que brinda la posibilidad de lograr muchas cosas, pero toda tecnología tiene aspectos tanto positivos, como negativos”, explica el analista senior de seguridad del Equipo Global de Investigación y Análisis de Kaspersky, Roberto Martínez.

El informe “Internet de las cosas, una historia de malware”, de esta firma tecnológica arrojó la cifra de 105 millones de ataques registrados desde 276 mil direcciones IP, en el primer semestre del 2019.

Un número superior conforme al registrado en el primer trimestre del año pasado cuando se detectaron 12 millones de ataques procedentes de 69 mil direcciones IP. Por lo que el peligro de que una casa inteligente termine en manos de un hacker está latente.

Estas incidencias fueron detectadas por los honeypots, un sistema informático que sirve como trampa para dejarse ser atacado, para luego contratacar el ciberataque.

Casas inteligentes, una realidad
Casas inteligentes, una realidad

Un sistema vulnerable

El acceso a nuestros datos por medio de contraseñas previamente instaladas por los hackers, bloquear el acceso al sistema mediante un ataque cibernético, manipular el funcionamiento de los dispositivos y espiar a un usuario a través de la cámara web o el micrófono son varias de las amenazas que enfrenta el internet de las casas.

Para prevenir este tipo de situaciones, se tiene que priorizar la protección del sistema operativo de estos aparatos tecnológicos con un sistema antivirus, que contenga actualizaciones constantes que puedan parchar las debilidades del sistema, y reiniciar el dispositivo si tenemos indicios de que se esté comportando de manera extraña.

Aunque no todo son desventajas. Los dispositivos inteligentes tienen diversas funcionalidades que pueden facilitarnos la vida.

La clave está en entender los débiles y ver la manera más oportuna y eficiente de atacar esas debilidades que puede tener el sistema informático, según indica Martínez en su análisis.

Casas inteligentes, una realidad
Casas inteligentes, una realidad

Edición Impresa