Enterraron a Amy Winehouse

“Buenas noches, ángel mío, que duermas bien. Tu papá y tu mamá te quieren muchísimo”, despidió ayer Mitch Winehouse a su hija Amy en un funeral en el cementerio de Edgwarebury (norte de Londres) al que asistieron la familia y sus amigos más cercanos de la cantante británica Amy Winehouse.

En el servicio, oficiado por el rabino Frank Hellner, hubo plegarias en inglés y hebreo, dado que la familia es judía, y sonó la melodía So far away, de Carole King, una de las favoritas de la artista, según informó la agencia británica PA.

La ceremonia se celebró con un fuerte despliegue de seguridad.

Además de fotógrafos y camarógrafos, solo pocos fans se dieron cita delante del cementerio.

La familia había pedido privacidad para el entierro de la diva del soul.

Entre los pocos invitados estuvieron famosos como Kelly Osbourne, la hija del roquero Ozzy Osbourne, y el productor Mark Ronson.

Medios locales señalaron que el cuerpo de Winehouse fue incinerado antes del entierro. La urna fue luego depositada en el cercano cementerio judío.

Amy Winehouse fue hallada muerta el sábado en su casa londinense.

Edición Impresa