Kate Winslet ya no siente vergüenza

Después de dar dos veces a luz, la actriz Kate Winslet ya no siente vergüenza por nada, según confesó en una entrevista con medios alemanes. “Una vez que se ha traído a un niño al mundo, ya no se tiene más la sensación de hacer algo penoso”, subrayó Winslet en declaraciones a la revista femenina in, en su edición actual.

“Cuando empujaba para sacar a mi primer hijo, tenía ahí todas las sensaciones de vergüenza”, continuó Winslet, de 36 años.

Hoy, para la actriz ganadora de un Oscar por The Reader, sus hijos, Mia, de 11 años y Joe, de ocho, son lo más importante.

“Me abrieron un mundo de emociones que no conocía antes”. En su nueva película, Un dios salvaje, la adaptación de Roman Polanski de la popular obra de Yasmina Reza, Kate Winslet vomita ante las cámaras.

Edición Impresa