SOCIEDAD INCLUSIVA

Lengua de señas se digitaliza

Lengua de señas se digitaliza
Lengua de señas se digitaliza

Alba cierra sus puños, cruza los brazos sobre su torso y sonríe. Es el gesto que en lengua de señas significa amar. Y es uno de los miles de códigos corporales que son celebrados hoy, 23 de septiembre, en el primer Día Mundial del Lenguaje de Señas, establecido por Naciones Unidas en noviembre de 2017 para preservar y fomentar su uso “como requisito fundamental para la plena realización de los derechos humanos de las personas sordas”.

En Panamá, un proyecto tecnológico sigue el norte trazado por la campaña global al capturar en formato audiovisual los mil 409 gestos básicos de la lengua de señas panameña, para compartirlos con fines didácticos en el universo de internet.

Se trata de la aplicación web Ensenias, diseñada para facilitar el aprendizaje de la lengua de señas de Panamá presentando videos en los que personas con discapacidad auditiva muestran el repertorio de señas panameñas mientras unos subtítulos o una voz robótica (para las personas con discapacidad visual) explican el significado y contexto de cada movimiento.

Finaciamiento

La aplicación Ensenias ha sido financiada por la propia Lineth Alaín (unos 15 mil dólares) y ha contado con el apoyo de la UTP, del IPHE y la Anspa para la grabación de los videos y asesoramiento sobre la lengua de señas, además del aporte de un programador (Julio César Rodríguez) y los directores de tesis (Antonio Rodríguez y Francisco García).



La líder del proyecto, la docente universitaria Lineth Alaín, toma su computadora y reproduce un video en el que Gloriela parece tomar entre sus dedos algo muy menudo; es la señal que representa el arroz, aclara la aplicación digital y agrega más detalles como categoría de la seña (alimento en este caso) y algo de gramática.

“Gracias”, “dinero”, “necesitar”, “agradecer”, “quizá”, “nunca”, “sancocho”, “carimañola” o “patacón” son algunos de los tantos términos cotidianos de la lengua de señas de Panamá (ver gráfica).

Lengua de señas se digitaliza
Lengua de señas se digitaliza

Ensenias nació en 2016 como la tesis del doctorado en ciencias de la educación de Alaín en la Universidad de Granada, España, y ha crecido hasta convertirse en una completa plataforma educativa con un marcado carácter social, atractivo para las generaciones tecnológicas de hoy y con la capacidad de actualizarse para incluir nuevos términos según vayan surgiendo, destaca Antonio Rodríguez, profesor especialista en comunicación inclusiva y director del trabajo final de Alaín.

Romper barreras

Antes de tomar forma como una aplicación digital, Ensenias atravesó una fase inicial de investigación, de la que resultaron datos como que apenas unas 6 mil personas en el país dominan la lengua de señas. Quiere decir que la mayoría de la población con discapacidad auditiva del país (15 mil 191 personas, según el Censo 2010) no conoce o domina su propio sistema de comunicación, destaca Alaín.

Entonces, una herramienta inclusiva, disponible al pulsar algunos botones en una computadora, tableta o celular, y gratuita, puede ayudar a romper la barrera de comunicación entre las personas sordas y el resto de la sociedad, opina Alaín que decidió desarrollar la aplicación por sus experiencias con la comunidad con discapacidad auditiva al atender decenas de estudiantes sordos en 20 años de carrera y por el vínculo con la tecnología al ejercer como catedrática de la Facultad de Ingeniería de Sistemas Computacionales de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP).

Si bien la aplicación ya es funcional, Alaín necesita unos meses para terminar los últimos detalles. El plan es liberarla durante los primeros meses de 2019 para que todos los interesados puedan navegarla. Hace poco fue probada con miembros de las asociaciones de personas sordas y ciegas de Cuba y una vez esté en línea, se estudiará su funcionalidad y efectividad para mejorarla.

Antecedente

El libro Lengua de señas panameñas, de Daysi Pimentel, Ricardo Walker y Melva Fajardo, publicado a inicios de la década de 1990, fue la base para el contenido de Ensenias. Es la obra elaborada por miembros de la Asociación Nacional de Sordos de Panamá que recogió por primera vez su lengua en tinta y papel.

Fue elaborado con la finalidad de ser un apoyo para la comunicación entre personas sordas y las oyentes, apunta la obra y añade que de las clases de lengua de señas se debe encargar una persona sorda capacitada.

Entidades como el Instituto Panameño de Habilitación Especial y la Secretaría Nacional de Discapacidad imparten cursos de lengua de señas en Panamá.

Edición Impresa