Lluvia y nieve ´caen´: Fundéu

La lluvia y la nieve “caen”, no “precipitan”, señala la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA).

Tanto nevar como llover se refieren a fenómenos meteorológicos y pertenecen a una categoría de verbos tradicionalmente conocidos como impersonales.

El verbo precipitar no pertenece a esta categoría, pues con él siempre tiene que haber alguien o algo que sea la causa o el agente, y en consecuencia es inadecuado decir “Hoy precipitará en el norte de la región”.

La precipitación, como la nieve o la lluvia, tampoco es el agente, por lo que es igualmente inapropiado decir “La lluvia precipitará desde primera hora de la mañana”.

La Fundéu BBVA, que trabaja asesorada por la Real Academia Española, indica que en estos casos lo adecuado es emplear los verbos llover o nevar, o recurrir a alguna construcción como “la nieve caerá”.

Edición Impresa