ENERGÍA SOSTENIBLE

‘Luz en casa’, energía verde para las familias en la comarca Ngäbe-Buglé

‘Luz en casa’, energía verde para las familias en la comarca Ngäbe-Buglé

Desde hace más de un año, la fundación española Acciona.org desarrolla un proyecto de electrificación en la Comarca Ngäbe-Buglé conocido como “Luz en Casa”.

Una solución que propone garantizar el acceso a la electricidad a través de un sistema que proporciona energía sostenible a unas 400 familias (unas 2 mil 270 personas) que viven dentro de las comunidades que hacen su vida dentro de la comarca indígena.

Próximamente se prevé ampliar el servicio a 500 familias más, sumándolas a las 400 que actualmente se encuentran beneficiadas de este servicio energético, en lugares de difícil acceso donde la electricidad junto con el agua son servicios básicos no disponibles.

Los equipos técnicos encargados de suministrar la electricidad a las casas de las familias de la comarca son conocidos como sistemas fotovoltaicos domiciliarios y consisten en centrar el consumo de energía en las necesidades del hogar.

Un panel fotovoltaico es el responsable de recoger la luz del sol para transformarla en electricidad, seguidamente se almacena en una batería y dicha energía se destina para usos diversos.

En los próximos meses, la capacidad actual de la batería podría aumentar para conectar aparatos que requieren mayor cantidad de energía como lo puede ser un refrigerador.

El proyecto se financia a través de la fundación Acciona.org y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y abarca una inversión de 450 dólares por familia.

No obstante, los equipos no son los únicos pasos necesarios para llevar adelante este proyecto. El trabajo previo consiste en empradonar a aquellas personas que quieran formar parte del proyecto e instaurarles en la cultura de pago.

Los beneficiados tienen que pagar 5 dólares mensuales destinados al mantenimiento del sistema de energía sostenible.

El director de la fundación Acciona.org, José Gabriel Martín, dice que esta novedad va en continuación de la misión de generar un alto impacto en la calidad de vida de los habitantes de las poblaciones indígenas.

“Nosotros decidimos trabajar en la comarca Ngäbe-Buglé porque actualmente cuenta con el mayor número de población sin acceso a la electricidad, con alrededor de 30 mil familias que no cuentan con este servicio”, explica Martín.

El norte a seguir

El surgimiento de esta organización sin fines de lucro se da con el fin de replicar el trabajo de la empresa española del mismo nombre, cuya misión se centra en la generación sostenible de energía.

Además de Panamá, la fundación Acciona.org se encuentra trabajando en otros países de la región como Perú y México.

La génesis tanto de la empresa Acciona como de su fundación se encuentra en la generación de electricidad que combata un problema global como lo es el cambio climático.

La fundación también tiene como su principal objetivo la lucha contra la desigualdad y la pobreza. “Queremos que se garanticen unos mínimos estándares de calidad de vida en todas las familias así como reforzar los valores de responsabilidad y mantenimiento de un servicio de calidad”, agrega Martín.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL