MEDIO AMBIENTE

El Manneken Pis, símbolo belga, deja de malgastar agua

El Manneken Pis, símbolo belga, deja de malgastar agua
El Manneken Pis, símbolo belga, deja de malgastar agua

Hasta ahora, el chorro ininterrumpido del Manneken Pis, símbolo de Bruselas, iba directo al desagüe pero desde hace poco el agua de esta emblemática fuente de 400 años circula en circuito cerrado en nombre de la responsabilidad ecológica.

La fuente del niño (manneke, en holandés) que orina, un lugar de paso obligado para los turistas en la capital belga, ocultaba un problema de cañerías que nadie había sospechado.

El problema fue resuelto en marzo mediante la instalación de un canal bajo el monumento para evitar la pérdida de entre mil 500 y 2 mil 500 litros de agua al día, explicó el ayuntamiento. Se desconoce durante cuanto tiempo se malgastó el agua.

El consumo anormal de la fuente del Manneken Pis fue descubierto y reparado gracias a un nuevo sistema de control situado en los contadores, que indica en tiempo real las filtraciones de agua.

Aunque los registros históricos atestan la existencia de una fuente de un niño orinando desde el siglo XIV, la estatua de bronce es de 1619.

Sin embargo la estatua actual es una copia. La estatua original está conservada desde hace medio siglo en el museo de la ciudad para evitar un robo.

Edición Impresa