TURISMO

Manson atrae a turistas y a Tarantino, 50 años después

Manson atrae a turistas y a Tarantino, 50 años después
Manson atrae a turistas y a Tarantino, 50 años después

Como guía turístico especializado en las muertes de Hollywood más destacadas, Scott Michaels está al corriente de la fascinación de los estadounidenses por el lado oscuro de Tinseltown.

Pero nunca vio algo parecido al furor desatado por el 50 aniversario del asesinato de la actriz Sharon Tate y otras cuatro personas a manos de Charles Manson.

“No tiene precedentes, de verdad. Jamás vi tanta fascinación”, explicó en su museo de Los Ángeles.

Michaels lleva a sus clientes a Cielo Drive, la carretera arbolada y sinuosa sobre Beverly Hills donde la esposa del director Roman Polanski, Sharon Tate, embarazada de ocho meses y medio, fue apuñalada hasta la muerte el 9 de agosto de 1969.

El año pasado, uno de sus clientes fue el director de cine Quentin Tarantino, que se informó para su nueva película Había una vez en Hollywood, cuyo telón son los sucesos de Cielo Drive.

Los asesinatos aterrorizaron a Hollywood y coparon los titulares de todo el mundo. Manson, retratado en su juicio como un joven solitario, loco por las drogas y con fascinantes poderes de persuasión, ordenó a sus devotos que llevaran a cabo asesinatos en barrios blancos ricos con el objetivo de desencadenar una guerra racial.

Manson murió en una cárcel de California en 2017, pero los detalles horripilantes de los asesinatos que ordenó todavía siguen vivos.

Tate, que tenía 26 años, suplicó por la vida del hijo que llevaba dentro mientras los discípulos de Manson la apuñalaron hasta la muerte.

Edición Impresa