CLÁSICO LITERARIO

‘Matar a un ruiseñor’ llega a Broadway

‘Matar a un ruiseñor’ llega a Broadway
‘Matar a un ruiseñor’ llega a Broadway

Es una historia de una injusticia racial que ha calado en la psique de los estadounidenses, en parte porque es de lectura casi obligatoria para millones de estudiantes del país. La novela Matar a un ruiseñor, de Harper Lee es ahora también un éxito en Broadway, después de la adaptación a la era de los Estados Unidos de Donald Trump que el dramaturgo Aaron Sorkin ha hecho del clásico literario.

Matar a un ruiseñor es ganador del Premio Pulitzer en 1961 e inspiración para una película ganadora del Óscar. Entonces, ¿por qué convertir un éxito de ventas internacional en una obra de teatro, y cómo hacerla fresca? La respuesta es Sorkin (El ala oeste y La red social).

Sorkin mantuvo la acción de segregación racial en la era de Jim Crow, pero la adaptó para una audiencia de 2018, en un país aún confrontado por su “pecado original” de esclavitud y con los liberales sedientos de esperanza bajo la administración de Donald Trump.

En la revista New York, Sorkin tildó su empresa como “una misión suicida”. Si se hace caso de las críticas publicadas desde el estreno, en Broadway, Sorkin tiene un nuevo éxito entre sus manos, y eso que llevaba más de una década sin trabajar para el teatro. Los mil 400 asientos del Teatro Shubert Theatre, donde la obra estará hasta septiembre de 2019, ya están reservados para los próximos meses.

La obra, dirigida por el galardonado Bartlett Sher, está protagonizada por Jeff Daniels como Atticus Finch, el abogado viudo de una pequeña ciudad que defiende a un hombre negro acusado injustamente de una violación en la década de 1930 en Alabama. “Casos como este suceden cada día en este país: las personas son acusadas injustamente, especialmente si son de color”, dice el actor Gbenga Akinnagbe, quien hace su debut en Broadway como Tom Robinson, el trabajador acusado falsamente de violación por la hija de un padre racista. “Si mi interpretación de Tom puede hacer que las personas empaticen más con los seres humanos que han sido dejados de lado, creo que habré hecho algo importante”, dijo Akinnagbe. Los sucesos de la obra resuenan en los desafíos de los Estados Unidos de hoy en día.

Edición Impresa