FOLCLOR

Panamá, invitado a festival de poesía improvisada

Panamá, invitado a festival de poesía improvisada
Panamá, invitado a festival de poesía improvisada

Panamá volvió a rendir homenaje a la poesía oral improvisada con su participación en la décimo novena edición del Festival Internacional de Cante de Poetas en Villanueva de Tapia, España. José Augusto Broce y Jazmín Muñoz pusieron en valor una de las artes populares más importantes y arraigadas de la cultura de Hispanoamérica, junto con otros artistas provenientes de Colombia, Uruguay, Argentina y Venezuela.

Su nexo en común es la décima, una estrofa de 10 versos octosílabos creada por el músico y poeta murciano Vicente Espinel en el año 1591, que en España fue empleada por escritores de la talla de Lope de Vega, Calderón de la Barca, Cervantes, Quevedo o Góngora durante el siglo de oro. De hecho, un ejemplo muy famoso de décima espinela es La vida es sueño de Calderón de la Barca.

La cuna Villanueva de Tapia

La trova es popular en muchas regiones de España, pero Villanueva de Tapia es un municipio tradicional en Andalucía, por ser sede durante años de numerosos espectáculos y de encuentro de trovadores, además de que entre sus habitantes existe una gran simpatía por esta expresión tradicional.



Viaje a América

En América Latina surgió un proceso de folclorización de esta estrofa que ha llegado hasta nuestros días. “Con la colonización española, la décima espinela se radica en muchos pueblos de Latinoamérica que la acogen como un símbolo para sus tradiciones. Cada país la hace suya como una estrofa poética a la que pone una forma musical distinta para cantarla, así como instrumentos propios para acompañarla. Es así como nace la mejorana en Panamá”, resume Broce.

En España, llaman a la décima espinela ‘cantos de ida y vuelta’ precisamente porque se fue a Latinoamérica y ha vuelto con un ropaje musical distinto.

De este crisol cultural floreció este festival en 2001 en el que Panamá ha ido dejando su huella hasta en 10 ocasiones con diferentes trovadores como Arcadio Camaño, Benito Vargas o Salomón Moreno.

“La acogida que se le ha dado al país ha sido muy bonita, porque el ritmo de los torrentes panameños es muy alegre y con mucha energía. El toque femenino de Jazmín Muñoz, con su sugerente tono de voz ha sido muy valorado”, reseña Broce.

Es el país anfitrión quien subvenciona todos los gastos pertinentes para poder acoger este encuentro internacional en el que no se traen libros, sino discos de cantaderas o décimas que se han grabado en Panamá y donde la improvisación es la protagonista.

El Festival Internacional de Cante de Poetas se desarrolló del 26 al 28 de julio, y la semana próxima, luego de participar en el encuentro de poetas, José Augusto Broce y Jazmín Muñoz viajarán hasta la ciudad de Cartagena, en Murcia, donde se realizará otro festival de trovadores.

Edición Impresa