DEPORTES LGBT

París como anfitrión de los ‘Gay Games’

París como anfitrión de los ‘Gay Games’
París como anfitrión de los ‘Gay Games’

Los Gay Games, que se celebran en París hasta mañana, no solo se enfocan en el deporte, pero también ofrece un respiro a los atletas originarios de países donde la homosexualidad debe ser escondida para no ser perseguidos.

Zhang Nan debería estar asistiendo a un curso de francés. Eso es lo que ha dicho a su familia de China para esconder su participación en las pruebas de tenis de mesa. Ellos no saben que Zhang está en París viviendo libremente su homosexualidad. Zhang Nan participa de los Gay Games con otros cuatro jugadores chinos de tenis de mesa.

“En Uganda, ser gay es ilegal. Los que se declaran gais corren el riesgo de ser golpeados en la calle, encarcelados, o asesinados en el peor de los casos”, explica Jay Mulucha, jugador de baloncesto transexual.

Jay Mulucha se acercó al baloncesto en la secundaria y logró obtener una beca para unirse a una universidad en Uganda.

Escondió su identidad sexual, hasta que los responsables de la universidad descubrieron imágenes de Jay participando en una manifestación LGTB. “Me retiraron la beca y tuve que dejar mis estudios”, dijo Jay.

Hoy día es el director de la FEM Alliance Uganda, una organización creada en 2011 para defender los derechos de personas LGTB.

Jay explica que ellos han triunfado, presionando a la federación ugandesa, para que deje participar a su equipo en las competiciones nacionales, en un país donde el baloncesto es un deporte muy popular.

Yulia Zhdanova es heterosexual, pero conoce las dificultades de las bailarinas lesbianas rusas que entrena. “Los padres de algunas no saben que ellas son lesbianas”, afirma. En Rusia, la homosexualidad era considerada un crimen hasta 1993 y una enfermedad mental hasta 1999. Desde 2013, una ley castiga con multas y cárcel a cualquier acto de “propaganda” homosexual a menores”.

Edición Impresa