Tapete revela técnicas antiguas

Dormir sobre un tapete de hierba fresca para evadir el calor del verano era un placer disfrutado por los chinos hace 7 mil años.

Un equipo de científicos ha identificado un tapete de casi 7 mil años de antigüedad, descubierto en el este de China, que ofrece una oportunidad extraordinaria de conocer una etapa muy temprana de la fabricación de textiles de la civilización.

Objetos como canastas tejidas de plantas están entre las tecnologías humanas más antiguas. Su origen está relacionado con el surgimiento de la agricultura, lo que provocó la necesidad de contenedores para granos y semillas. La falta de artículos de supervivencia ha obstaculizado por mucho tiempo los estudios. De acuerdo con un artículo publicado en la revista Scientific Reports, Zhang Jianping calcula que los restos de un tapete tejido desenterrado en un asentamiento neolítico en Tianluoshan, provincia de Zhejiang, datan de hace 6 mil 645 o 6 mil 775 años.

Edición Impresa