ARTES PLáSTICAS

Unidas por el arte y por el sentimiento panameño

Unidas por el arte y por el sentimiento panameño
Izquierda. Pieza realizada por la artista Michelle Hart. Derecha. Cuadro de la pintora Miriam Klein

Aunque estén fuera de su tierra natal, a las artistas panameñas Miriam Klein, Michelle Hart y Mai Yap las une su país, les llama y las inspira. A través de sus pinturas llevan a Panamá a distintas partes del mundo y cuentan historias marcadas por el trópico.

Si bien cada una conserva distintos motivos por los cuales comenzaron sus carreras artísticas, las tres coinciden en que es el medio por el cual logran expresar su sentir y la forma en que ven el mundo.

Para Mai Yap, quien actualmente presenta su obra en Estados Unidos, ese camino de colores y naturaleza empezó “en la parte de atrás del carro de mi padre”. Mientras veía los paisajes pasar y los entrelazaba con su ascendencia asiática.

Michelle Hart, por otro lado, siempre tuvo la necesidad estar más en contacto con los elementos. El arte siempre le gustó, pero no fue hasta que conoció la técnica encáustica que sintió que finalmente le habían “robado el corazón”.

Para Miariam Klein la pintura significó un sustento. “A raíz de una difícil situación con mi salud empecé a dibujar, en ese momento era lo único que podía hacer”.

Pero aunque cada una tiene distinto origen, las tres artistas convergen en la importancia de representar al país y aprender y apoyarse como mujeres.

Unidas por el arte y por el sentimiento panameño
Izquierda. Pieza realizada por la artista Michelle Hart. Derecha. Cuadro de la pintora Miriam Klein

Unión

“La unión de las mujeres en el arte, nos ayuda a todas de manera increíble, nos da fuerza y nos permite avanzar”, comenta Hart, quien el próximo mes compartirá espacio con Klein en dos exposiciones en Francia, en conjunto con la escritora panameña Gloria Young, quien hará la presentación de su libro Nada que ocultar (Rien á Cacher) en su versión en francés.

Por su parte Klein ve en este tipo de colaboraciones entre congéneres una herramienta maravillosa para “motivarse una a otra y darse la mano”, considerando este tipo de interacciones una de las partes “más hermosas en el arte”.

Panamá

Pero no solo el arte las une, también ser panameñas. Las tres afirman que aunque sus obras se realicen en tierras extranjeras, sus trazos mantienen vivos sus recuerdos y su amor por su país. Utilizan sus pinturas como un canal de enseñanza para que el público, sin importar el idioma, sepa que Panamá es un país que tiene muchísimo que ofrecer. “Al ver mi trabajo sabes de dónde viene la obra. Porque mi ritmo, mi obra es la tierra en movimiento y lleva parte de Panamá en ella”, afirma Mai Yap.

“Cuando el público en el extranjero ve la obra de un panameño, no solo ve el cuadro del pintor, sino también la diversidad de colores de Panamá, en ropa típica, nuestra fauna, nuestros hermosos atardeceres”, destaca Hart, agregando que se necesita más apoyo y unidad entre panameños. “Como artistas, como grupo, tendríamos más fuerza si nos podemos unir”.

Las pintoras hablan de que en esos casos no solo se expone el país, sino que es una oportunidad para todo artistas de representar a Panamá. “Es un sentimiento de alegría, agradecimiento y orgullo”, describe Klein, quien como sus dos colegas, nunca deja de sentir orgullo de ser panameñas.

Exhibiciones: Francia y Estados Unidos

17 de agosto: En la ciudad Giverny, Francia, se hará la presentación en conjunto de las obras de las artistas panameñas Miriam Klein y Michelle Hart. A la vez, la escritora panameña Gloria Young presentará su libro Nada que ocultar (Rien á Cacher).

18 de agosto: Hasta esta fecha la artista plástica Mai Yap, mantendrá su exposición ‘Visions of Harmony’ en el The Dante Fascell Visitor Center Gallery de la ciudad de Miami, Estados Unidos.

21 de agosto: En la embajada de Panamá en Francia, las tres artistas Miriam Klein, Michelle Hart y Gloria Young, vuelven a presentarse en conjunto, con la exhibición de pinturas de las artistas y la presentación del libro de la escritora

Edición Impresa