EXISTENCIA EN 5 ACTOS

Vida de Jane Fonda es tratada en documental

Vida de Jane Fonda es tratada en documental
Vida de Jane Fonda es tratada en documental

A pesar de lo encantadora y poderosa que es Jane Fonda, todavía le falta interpretar un papel que iguale su apasionante vida en las artes, su fama y su activismo polarizador. Además existe su drama personal, incluyendo tres matrimonios con esposos muy diferentes y cada uno famoso por su cuenta.

Fonda, de 80 años, decidió participar en un documental sobre su vida tras preguntarse “¿Por qué no? No sé qué tanto más voy a vivir”. Por eso, se acercó a la laureada cineasta Susan Lacy, quien hizo una elección intrigante: tomar los hombres en la vida de Fonda como el principio para organizar Jane Fonda in Five Acts (Jane Fonda en cinco actos).

Temas variados

La película también habla de Fonda y sus pasiones como los derechos electorales y otras causas políticas, así como su trabajo en la serie de Netflix ‘Grace and Frankie’ y los planes para una nueva versión de la película ‘9 to 5’.



La película dedica su primer capítulo a la delicada relación entre Fonda y su reservado padre, el aclamado actor Henry Fonda. Fue solo hasta el final de la vida de él que ella logró acercarse más: actuaron juntos como un padre y una hija distanciados en la película On Golden Pond. La ceremonia de los Premios de la Academia de 1982 en la que Henry Fonda ganó su único Óscar es lo que Jane Fonda señala sin dudar cuando le preguntan por algún momento destacado en su carrera en Hollywood. Su padre murió cuatro meses después.

“El hecho de que fuera con esta película y que me pidiera que lo recibiera [el premio] si ganaba”, dijo Fonda. “Es raro que un hijo tenga la oportunidad de hacer algo así por un padre con el que ha tenido una relación tan complicada”.

Tras esto, Five Acts aborda los esposos de Fonda: el director de cine francés Roger Vadim, el activista Tom Hayden (quien era su compañero en su fervor político) y el empresario Ted Turner (tan magnético que ella intentó llevar un semirretiro hasta que no pudo).

Recuerda la emoción de la “electricidad” sexual con esos tres hombres, pero solo se sintió obligada a casarse por estar embarazada con Vadim (tuvieron una hija, Vanessa) y con Hayden (un hijo, Troy). Con Turner se casó en 1991, dijo que fue porque él insistió en que el hecho de que vivieran juntos era un mal ejemplo para los hijos de él. “Pero creo en realidad que es porque es inseguro. Digo, los hombres quieren casarse”, dijo Fonda. “Tuve dos relaciones importantes después de Ted, ellos querían casarse, estaban obsesionados con eso, porque es posesión”.

Edición Impresa