MÚSICA

El bar de Lisboa que inspiró a Madonna

El bar de Lisboa que inspiró a Madonna
El bar de Lisboa que inspiró a Madonna

En un bar de barrio lisboeta con taburetes de madera, un piano desafinado y guitarras colgadas de las paredes suena fado, morna de Cabo Verde, bossa nova brasileña o una delirante fusión de todo esto y más. En ello se inspiró Madonna para su nuevo álbum.

“Mi inspiración para mi nuevo álbum nació aquí, en Lisboa, en el Tejo Bar”, aseguró Madonna en su cuenta de Instagram.

Es un bar intimista que da a una plaza adoquinada del barrio de clase trabajadora de Alfama. El ambiente cambia cada noche en función de las improvisaciones de los músicos que actúan ante un público integrado por portugueses, turistas, estudiantes, escritores, pintores...

Seducida por esta mezcla musical, la reina del pop creó una obra inspirada en las noches de Lisboa y los artistas que conoció en la capital portuguesa, donde en 2017 fijó temporalmente su residencia. Se titula Madame X y saldrá el 14 de junio.

Madonna se mudó a Lisboa para permitir a David Banda, uno de sus cuatro hijos adoptados en Malaui, entrar en la academia de fútbol del Benfica.

Su rutina de madre, que oscilaba entre el colegio y los entrenamientos de fútbol en una ciudad en la que no tenía amigos, acabó deprimiéndola “un poco”, confesó la cantante de 60 años a la cadena musical MTV.

Al frecuentar la clientela del Tejo Bar, descubrió en Lisboa “un crisol de culturas musicales” en lo que otrora fue la capital de un imperio colonial que incluía entre otros a Brasil, Angola y Mozambique.

“Proponer un espacio que inspira a artistas como Madonna me llena de alegría”, declaró con orgullo Mira Fragoso, una ex actriz brasileña copropietaria del bar, escenario de encuentros improbables como el que tuvo lugar entre Madonna y un pianista brasileño de 33 años, Joao Ventura.

“Esa noche ella estaba sentada en un rincón”, recuerda el pianista. A petición de un amigo, tocó un tema de bossa nova al que incorporó la sonata Claro de Luna de Beethoven.

“Al día siguiente me llamó para decirme que le había gustado y me propuso acompañarla en una actuación en Nueva York...”, cuenta el músico.

Después de tres ensayos con Madonna, la acompañó al piano en tres canciones interpretadas en 2018 durante la Gala Met.

Dino D’Santiago, un cantante de origen caboverdiano que representa muy bien esa Lisboa mestiza y que canta en portugués y en criollo, guió a Madonna por los recovecos de Alfama.

“Aquí la diversidad cultural no está confinada a guetos, está en todas partes”, afirmó este cantante de 36 años, que asegura que Lisboa vive una efervescencia artística excepcional.

Le hizo descubrir la orquesta de batucadeiras, un grupo de cantantes y percusionistas caboverdianas que él creó hace un año. Algunas acompañarán a la reina del pop en su gira que recorrerá varias partes del mundo.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL