CONSUMO DE ALCOHOL

Uno de cada tres bebedores de alcohol muere al año por problemas vinculados con la bebida

Uno de cada tres bebedores de alcohol muere al año por problemas vinculados con la bebida
Uno de cada tres bebedores de alcohol muere al año por problemas vinculados con la bebida

Beber, aunque solo sea un vaso de vino o una cerveza al día, implica un riesgo para la salud, según un amplio estudio sobre la frecuencia y el impacto del consumo de alcohol, responsable de 3 millones de muertes al año en el mundo.

Uno de cada tres bebedores de alcohol muere al año por problemas de salud relacionados con el alcohol. Un 2.2% son mujeres y un 6.8% hombres, según un estudio que aboga por “cero alcohol.”

El mundo cuenta con 2 mil 400 millones de bebedores, un 63% de ellos hombres.

El estudio, publicado el por la revista médica The Lancet, evalúa los niveles de consumo de alcohol y sus efectos en la salud en 195 países entre 1990 y 2016. El alcohol causó 2.8 millones de muertes en 2016, señala la investigación.

En 2016, el consumo de alcohol era el séptimo factor de riesgo de muerte prematura y de invalidez en el mundo y la principal causa de muerte entre las personas de entre 15 y 49 años (accidentes de carretera, suicidios, tuberculosis...).

Las bebidas alcohólicas están relacionadas con 1 de cada 10 muertes en esta franja de edad.

A partir de los 50 años, el cáncer representa la principal causa de muertes asociadas al alcohol.

Beber un vaso al día durante un año aumenta en un 0.5%, entre las personas de entre 15 a 95 años, el riesgo de padecer uno de los 23 problemas relacionados con el alcohol: cáncer, enfermedades cardiovasculares, AVC (accidente cerebrovascular), cirrosis, accidentes, violencia, etc., consideran los autores.

Esto significa que la tasa de mortalidad en el mundo aumenta en 100 mil casos al año por un vaso al día, precisa la doctora Emmanuela Gakidou, del Instituto de Metrología y de Evaluación de la Salud, coautora del estudio. “Los riesgos para la salud asociados al alcohol son enormes”, asegura.

Edición Impresa