RECICLAJE

Una ciudad, ante el reto de generar ‘cero’ desechos

Una ciudad, ante el reto de generar ‘cero’ desechos
Una ciudad, ante el reto de generar ‘cero’ desechos

Aceite de coco, bicarbonato de sodio y unas gotas de aceites esenciales, una receta “rápida y supersencilla”, dice entusiasmada Magdalène Deleporte al fabricar su desodorante artesano.

Como ella, 500 familias de Roubaix, en el norte de Francia, se sumaron al reto del “cero residuos”.

El programa, lanzado en 2014 en reacción a la insalubridad pública en esta ciudad de 100 mil habitantes, acompaña a las familias sobre la base del voluntariado a través de talleres gratuitos, con el objetivo de reducir en un 50% la producción anual de basura en los hogares.

“Solo toma cinco minutos. Se funde al baño maría y se deja que solidifique”, explica Magdalène, enfermera de 38 años que se lanzó en 2016 a esta iniciativa inédita en Francia, propuesta por la alcaldía de la localidad para animar a las familias a reducir sus desperdicios no reciclables.

Magdalène fabrica sus propios productos de uso diario, ya sea el detergente, el champú, el dentífrico, los yogures o incluso las esponjas Tawashi, trenzadas con tela usada.

En su cocina, los frascos de vidrio remplazaron los paquetes industriales. “Supone lavar más utensilios pero al menos sé lo que hay en mis productos”, argumenta.

El detonante fue ver “el tamaño de la basura” y pensar en el futuro de sus dos hijas, que participan con ella en la fabricación de los productos bajo este método amigable con el medio ambiente.

Actualmente, compra a granel y asegura que redujo el desperdicio alimentario. Magdalène inició estas prácticas por una “cuestión ecológica”, pero después se dio cuenta de que también hay un “impacto económico”.

Roubaix, que fue la primera ciudad de Francia en proponer un plan de este tipo a sus vecinos, recibe actualmente a delegaciones para compartir su experiencia. Cinco años después, el balance es “ampliamente positivo”. “Casi llegamos a una reducción del 50% en los residuos de las familias implicadas”, celebra su alcalde Guillaume Delbar.

Edición Impresa