ARTE ESCÉNICO

La cuestión en el bailar

La cuestión en el bailar
La cuestión en el bailar

Una duda dio origen a un espectáculo. Fue una indagación sobre si la música tenía primacía sobre la danza o viceversa. La respuesta al cuestionamiento de ¿quién fue primero?, resurge en una puesta en escena de danza y música llamada wOw.

La bailarina y coreógrafa panameña Omaris Mariñas lidera la propuesta wOw, ganadora en el Iberescena 2018, una competencia de proyectos de arte escénico donde se destinan fondos para su despegue y realización final.

Mariñas argumentó el contenido de la pieza, impulsando su nacimiento. Como secuaz le ha seguido el compositor francés Frédéric Filiatre, quien aportó la música para este espectáculo.

La cuestión en el bailar
La cuestión en el bailar

En un tiempo límite de cinco semanas, se juntaron en ensayos con Mariñas, los bailarines costarricenses Felipe Salazar y Lina Yirí Gerner y se sumó el bailarín nacional de danza urbana Adrián Morales, ganador del premio del público en el concurso de coreografías Nuestros creadores.

Ha resultado en un trabajo arduo de ensayo y acoplamiento: de ideas, sonidos y de mucho movimiento, en el que ha acompañado Filiatre. “La danza no depende de la música y tampoco la música depende de la danza, sino que se consiguió un equilibrio”, adelanta el compositor, tras la creación de sonidos inusuales empleando tambores y percusión en la pieza musical.

El cambio

A diferencia de los trabajos colectivos de Mariñas, desde su compañía Wa.táa, que se caracterizaron por manejar grupos de hasta 50 personas, en su mayoría sin conocimientos en danza, ahora se transforma buscando bailarines con portafolios amplios en su bagaje como artistas.

La cuestión en el bailar
La cuestión en el bailar

Su deseo en la parte creativa era la “generación de nuevos lenguajes escénicos”, para ver a cambio “una propuesta de danza contemporánea fresca y dinámica” y confiesa que el trabajo ha sido “bastante fluido desde el primer día”, entre los escogidos.

El bailarín Felipe Salazar, exintegrante de la primera promoción del colectivo de creación El Barco en Costa Rica, de donde también Mariñas es egresada, tiene su opinión de la labor. “Ha sido muy refrescante trabajar con todos. Gracias a esta propuesta de Iberescena, de unir fronteras, los artistas de diferentes lugares podemos crear y no solamente para hacer un espectáculo que se disfrute y que hable de la sociedad, sino que da la posibilidad de crear lenguajes de vanguardia”.

En el compás se une la bailarina Valverde, egresada de la última generación de El Barco, y añadiendo innovación al proyecto se integró a Adrián Morales, con dominio en break dance y danza teatral.

Wow tendrá sus funciones hoy y mañana 20 de septiembre, a las 8:00 p.m., en el teatro Inida en Balboa. Las entradas están a la venta en PanaTickets.

Edición Impresa