CULTURA

La danza es libertad

La danza es libertad
CORTESÍA

La danza, como el resto de las artes, es una manera de enfrentarse a lo que está torcido en la existencia del ser humano y en el mundo que rodea a las personas.

La danza, además, es una forma de expresar, construir y compartir la belleza a través del movimiento del cuerpo, como señalan tres representantes de grupos que participan en el Festival Internacional de Danza Contemporánea de Panamá Prisma, cuya sexta versión termina este 15 de octubre en la ciudad capital.

“La danza significa pasión, arte, creatividad y expresión. La palabra nos recuerda el cuerpo, el movimiento y la libertad. Pero la danza también significa disciplina y respeto, las cuales se reflejan en nuestra vida diaria”, expresa Mattia Russo, director artístico y coreógrafo del grupo Kor’sia (España), colectivo que ofrece en el istmo su montaje Cul de Sac.

“Aprender a bailar es una educación como la que te dan tus padres. Te forma como persona y artista. Te hace ver el mundo desde el otro lado y con mucho más respecto”, agrega Russo.

Katherine Bucktron Olle, directora ejecutiva de la Fundación Gramo Danse (Panamá), que traen a Prisma el espectáculo La Nacional, recuerda que la danza es una actividad física “con la que puedes ponerte en forma, y al mismo tiempo, despierta la sensibilidad artística de cada ser humano”.

Se trata también, añade Bucktron Olle, “de un entretenimiento sano para la mente y el cuerpo. Hay muchos géneros y estilos de danza de los cuales escoger y los hay para todas las edades”.

ALTIBAJOS DEL DESARROLLO DE LA DANZA

Tres miembros de grupos que forman parte del cartel de la sexta edición del Festival Internacional de Danza Contemporánea de Panamá Prisma, presentan una radiografía de cómo anda la danza en sus respectivos países.

ESPAÑA

Mattia Russo, quien es director artístico y coreógrafo del colectivo Kor’sia, señala que en España el tema de promover las artes, en particular la danza, va de la siguiente manera: “poco a poco mejora, siempre hay más buena voluntad para promover y programar la danza”.

La danza es libertad
CORTESÍA

CUBA Y ALEMANIA

Mientras que Maura Morales, directora, coreógrafa y bailarina del colectivo que lleva su nombre, comparte que en su caso debe “hablar de dos países: el de nacimiento (Cuba) y el de acogida (Alemania)”.

En Cuba, Morales ha tenido “la dicha de disfrutar de una escuela y de maestros maravillosos. La falta de perspectivas nos hacen más hambrientos y más creativos, pero para saciarnos hemos tenido que marchar”.

En tanto, Alemania es un país europeo descrito por Morales, cuya compañía trae a Panamá el espectáculo Freda, como un territorio que sabe respetar el arte y a los artistas, por eso “les apoyan, los financian y crean diferentes programas de subvenciones donde cada artista puede encontrar posibilidades”.

PANAMÁ

Katherine Bucktron Olle, directora ejecutiva de la Fundación Gramo Danse (Panamá), anota que no es novedad una realidad que le toca sobrellevar a creadores y gestores culturales desde hace años: “promover las artes es una misión difícil en Panamá”. 

“La cultura, la cual es parte esencial de la educación de un ciudadano no es, ni ha sido, prioridad para ningún gobierno de Panamá”, opina Bucktron Olle, cuyo grupo, Grammo Danse, brindó el espectáculo La Nacional.

“Ya es conocido que nuestra preciada y máxima institución de las artes, el Instituto Nacional de Cultura, es el basurero político del gobierno.   La decisión anunciada, hace unas semanas, de asignarle al Instituto Nacional de Cultura un presupuesto paupérrimo para 2018, me preocupa no solo por las obras que no se darán, sino también porque confirma el poco interés e ignorancia del impacto social y económico que tiene la cultura en un país”.

En tanto, resalta que la empresa privada istmeña tiene programas de Responsabilidad Social Empresarial, “pero son pocos los que tienen como prioridad apoyar a las iniciativas culturales”.

Sin embargo, aunque van en contra de la corriente, los artistas, gestores y promotores de las artes “no nos detienen estos obstáculos. Hemos aprendido a hacer mucho con poco. Y no me arrepiento, disfruto a diario de la danza de manera personal y por medio de los proyectos artísticos que me toca desarrollar”.

“La misión de promover las artes es difícil, pero mi deseo, a nivel personal, es educar y mostrar que la cultura y el arte sí tienen un impacto directo en el desarrollo social y económico de nuestro país”, comenta Katherine Bucktron Olle.

De esta manera, agrega Bucktron Olle, “es probable que los  encargados de tomar las decisiones, en cuanto a asignación de partidas y apoyos económicos, sí piensen en otorgarle los fondos y el lugar que se merece la cultura en la vida de cada panameño”.

Eventos que ofrece Prisma

Aún tiene oportunidad de disfrutar de la oferta cultural que le brinda el Festival Internacional de Danza Contemporánea de Panamá Prisma.

Por ejemplo, hoy sábado 14 de octubre, en el corregimiento de Santa Ana, a las 4:00 p.m., se realizará una muestra de Prisma Laboratorio dirigido a adolescentes por la compañía argentina KM 29.

En Xielo, ubicado en Parque Lefevre, hoy 14, a las 8:00 p.m., será la presentación de Freda de la Cooperativa Maura Morales (Cuba\Alemania).

Mañana domingo 15 de octubre acaban las actividades de Prisma. A las 4:00 p.m., en el Biomuseo, Hurycan (España) traerá el espectáculo Asuelto. Entrada libre.

En tanto, en el Teatro Anayansi del centro de convenciones Atlapa, mañana domingo, a las 8:00 p.m., será el turno de la Kibbutz Contemporany Dance Company (Israel) con su montaje Horses in the sky.

Edición Impresa