MODA

El guardainfante destrona la bermuda en pasarela parisina

El guardainfante destrona la bermuda en pasarela parisina
El guardainfante destrona la bermuda en pasarela parisina

Los diseñadores dejaron de fijarse en la calle en la Semana de la Moda parisina para inspirarse en los libros de historia y la moda aristocrática: vestidos armados, pelucas y cintas destacaron en los desfiles de firmas como Loewe, Thom Browne y Vivienne Westwood.

Uno de los pases más aplaudidos en este maratón de nueve días, que finaliza el martes, fue sin dudas el de la marca de origen español Loewe. El hecho de bucear en los patrones del siglo XVI y XVII le valió la admiración de The Guardian, que auguró un exitoso futuro a las prendas diseñadas por el norirlandés Jonathan Anderson.

La “influencia de está colección llegará lejos”, pudiendo incluso “dominar la próxima década”, escribió en el rotativo británico la crítica de moda Hannah Marriott, tras el desfile del pasado viernes 27 de septiembre en la sede de la Unesco.

Loewe propuso para la próxima primavera-verano delicados vestidos con encajes y transparencias, resueltamente modernos. Pero en una voluntad de “explorar las caderas” los remató con guardainfantes (miriñaque), así como gorgueras (golilla), en un claro guiño al pasado.

Los detalles históricos de esta colección se convirtieron en cambio en los protagonistas del desfile de prêt-a-porter del extravagante Thom Browne, que recreó un ambiente versallesco, con pelucas cónicas coronadas por velos y tontillos (armazón).

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL