ME SABE A PANAMá

El jamaicano saril

El saril (hibiscus sabdariffa) llega a Panamá directamente desde Jamaica, junto a su forma tradicional de consumo, la chicha. Aunque originaria de Asia y afincada firmemente en África occidental, esta flor se popularizó post-conquista en Jamaica para luego pasar al continente y propagarse por países como México, donde se conoce como flor de Jamaica y en Panamá, donde su nombre es saril, muy similar a su nombre en Jamaica, sorrel.

La chicha de saril es popular en nuestro país, sobre todo en la costa caribe, en donde desde 1928 fue registrado su uso por el botánico Paul C. Standley, del Instituto Smithsonian.

El saril tiene un alto contenido de calcio, niacina, hierro y vitamina C.La chicha es una infusión, en agua, de los pétalos que cubren las semillas. A esta mezcla se le añade principalmente azúcar y jengibre, pero también es tradición incluir un toque de clavito y canela. A mí, personalmente, me encanta solo con jengibre y combinado con limonada para hacer una refrescante limonada de saril.La época de más abundancia es el mes de diciembre, aunque también crece en noviembre, enero y febrero.

Definitivamente la mejor forma de preparar la infusión es utilizando la flor en su estado fresco, pero hoy día es más fácil conseguir pétalos secos, polvo o concentrado de saril. 

Edición Impresa