IDENTIDAD

Las lenguas originarias y su lugar en la sociedad

Las lenguas originarias y su lugar en la sociedad
Las lenguas originarias y su lugar en la sociedad

Desde 1997, el Museo del Canal Interoceánico de Panamá ha ofrecido a los visitantes un acercamiento no solo a la historia del país, sino también a la cultura tanto nacional como internacional, siempre en busca de la integración social.

A mediados del mes de enero de 2019 dará un nuevo paso en pro de este objetivo, y agregará a su servicio de audioguías tres de las siete lenguas indígenas oficiales habladas en Panamá.

Las audioguías son un sistema electrónico portátil por medio del cual el visitante puede escuchar una explicación más detallada de las distintas piezas de exhibición del museo, incluyendo sonidos de ambientación, que cambian según la exposición que esté observando.

Las lenguas originarias y su lugar en la sociedad
Las lenguas originarias y su lugar en la sociedad

Las lenguas ngäbare, guna y emberá estarán a disposición de los visitantes en todas las salas del museo, para complementar a las tres ya existentes - español, inglés y francés- ofreciéndoles así “su derecho a voz” a las comunidades originarias.

“Las lenguas indígenas tienen que ser consideradas al mismo nivel que cualquier otra lengua en Panamá”, explica Ángeles Ramos Baquero, directora ejecutiva y curadora jefe de este museo, y plantea la necesidad de buscar maneras de integración en condiciones de igualdad y respeto a la diversidad cultural. “Parte de nuestra misión es buscar una cultura de paz, pero además tenemos el absoluto convencimiento de que todos tenemos derecho a la cultura en condiciones de equidad”.

“La diversidad de las lenguas originarias a nivel mundial es una riqueza invaluable que tenemos como humanidad. Actualmente, la sociedad tiene el deber de preservarla como un tesoro para comprender sus conocimientos”, comenta la profesora Brazilia Cuevas, quien en conjunto con los profesores Deici Guainora y Eladio Richars, aparte de ser representantes de grupos originarios de Panamá, prestaron sus voces y conocimientos en las lenguas en las audioguías.

La profesora Cuevas explica que este proyecto “marca un hito frente a las futuras generaciones en el área comarcal”, y que podrán entender lo valioso de las escrituras, lo interesante de la pronunciación y la riqueza invaluable que tiene cada palabra para sus culturas.

Las lenguas originarias y su lugar en la sociedad
Las lenguas originarias y su lugar en la sociedad

Cuevas es del pensar que “con este proyecto nuestros pueblos tendrán la confianza en sí mismos para conquistar metas de relevancia para la comarca y la República de Panamá”. Además, afirma que se logra la inclusión de los pueblos originarios dentro de la historia que preserva el Museo del Canal Interoceánico de Panamá.

Para Baquero, esta inclusión solo se logra mediante un “proceso de acercamiento y reconocimiento del otro”, encontrando puntos de unidad en la diversidad, y sobre todo, en equidad.

“La lengua es poderosa. Que puedas escuchar los contenidos del museo en tu lengua es respeto, consideración, es que tú eres una parte igual de esta comunidad”.

Empoderamiento

Los grupos indígenas panameños representan aproximadamente el 12.3% del total de la población del istmo, según el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censo de Panamá, publicado en 2016. Y aunque en la Constitución, en sus artículos 88 y 90, se reconoce la diversidad cultural como un valor histórico y patrimonio de la humanidad, aún se pueden hacer muchas acciones para contribuir a su valoración.

“El empoderamiento de los pueblos originarios consiste en la educación y las acciones a tomar como sociedad, es brindar educación de calidad a los niños indígenas para que puedan brillar dentro de su diversidad cultural, con una mente amplia para aceptar la evolución positiva de la civilización humana”, anota Cuevas.

Edición Impresa