NOVEDAD MUSEOGRÁFICA

Un museo para las calles

Un museo para las calles
Un museo para las calles

Una nueva institución está por nacer. Es el Museo de la Ciudad, una iniciativa que pretende tomar los sitios de mayor afluencia de ciudadanos, espacios destinados al transito común: parques, aceras, avenidas y edificios con carácter histórico, para transformarlos en puntos de encuentro con exposiciones histórico-artísticas.

El plan es colocar un circuito de exhibiciones alusivas a la gente y su quehacer, a la arquitectura, el patrimonio, y que su discurso sea congruente con la ciudad en festejo por sus 500 años de fundación.

“En vez de hacer un solo punto en donde vayas a conocer la historia de la ciudad, lo que queremos es que vayas a conocer la historia que ha sucedido en los lugares de la ciudad”, describe Jonathan Hernández, arqueólogo y curador del museo en gestación.

El plan arranca en abril próximo con 10 exhibiciones repartidas en más de 20 estaciones que van de la cinta costera, atravesando Calidonia, hasta Ancón.

Una de las primeras es “La ciudad imaginada”, una muestra retrospectiva de las películas en los últimos 100 años que hacen referencia a historia de Panamá en la pantalla grande. Las proyecciones se harán en el teatro Gladys Vidal, en el edificio Hatillo, seguido de conversatorios para el análisis del contenido. La selección cinematográfica se apoya con una exposición en los alrededores del teatro, así como otra secuencia en el edificio del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud, con el título “La cultura, a la calle. Al encuentro con nuestras identidades”, que identifica el patrimonio y las diferentes comunidades y etnias que viven en la urbe.

Un museo para las calles
Un museo para las calles

Las exposiciones persiguen el fin de conectar y lograr la interacción con los diversos participantes, además de insertar en el contenido los Objetivos de Desarrollo Sostenible, por iniciativa del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Alcaldía de Panamá, que apoyan en el desarrollo del proyecto.

Otras de las exposiciones incluyen tecnología como la de la “Ruta Transístmica 1 y 2”, en la que los participantes podrán experimentar un viaje al pasado a través de lentes para realidad virtual, permitiéndoles visualizar cómo las recuas de mulas transitaban por el Camino Real y el Camino de Cruces, o podrán ver cómo operaba el puente de Calidonia y la antigua estación del ferrocarril en el edificio que alberga el actual Museo Reina Torres de Araúz, en la Plaza 5 de Mayo.

En la exposición “Memorias de la ciudad”, planeada para mostrarse en la avenida Ecuador, se escucharán cerca de 200 historias o testimonios de citadinos mientras se recorre el trayecto. Todas las historias fueron aportadas voluntariamente en ejercicios previos de recopilación de la memoria histórica.

Para el recorrido por las diferentes exhibiciones, habrá una audioguía. “En la ciudad hay una gran cantidad de personas con diversos intereses y gustos. Damos un abanico de exhibiciones para que cada quien puedan ir al tema que más le interesa”, explica Hernández, de la funcionalidad del Museo de la Ciudad.

Otras exposiciones como “Mujeres empoderadas”, consta de cinco puntos y muestra a trabajadoras que rompen estereotipos de género: “una estibadora, una entrenadora de boxeo, una bombera, una piloto”, enumera el curador.

“Todas las exhibiciones tienen un componente participativo. El Museo de la Ciudad trata de romper con todos los esquemas convencionales y busca una intercambio real con su público. En una de ellas se solicita que las personas hagan peticiones para mejorar algún problema de su entorno”, detalla.

La iniciativa propone garantizar la participación y el acceso a la ciencia, la literatura, el arte y la cultura, como un derecho fundamental.

Edición Impresa