ESTADOS UNIDOS

La música ‘jazz’ es una puerta abierta al amor

La música ‘jazz’ es una puerta abierta al amor
La música ‘jazz’ es una puerta abierta al amor

Desde chico Andre Hayward aprendió el lenguaje musical de la mano de los mejores maestros del mundo que puede tener un joven con una sed por aprender: sus padres Melvin y Bárbara Hayward, una pareja de lo más rítmica y alegre.

Tenía 11 años cuando comenzó su formación formal en el trombón y la tuba y el responsable de darle conocimientos de ambos instrumentos fue el profesor Leon Schreiber, y dos años después, la batuta pasó a Bob Odneal.

En la escuela secundaria continuó su deseo por la cultura y se matriculó en una escuela dedicada a las artes escénicas y visuales, bajo la dirección del docente de jazz Robert Doc Morgan.

Fue su difunta madre quien le sugirió que se uniera a la banda de música de la Holland Middle School. “Yo era un estudiante de sexto grado, de 11 años, cuando comencé en la banda. Al principio no elegí el trombón. Quería tocar el saxofón. Durante los años de la banda en mi escuela, el alquiler de un instrumento era una opción siempre que los padres no pudieran comprar un instrumento”.

Opinión

En palabras de Danilo Pérez, Andre Hayward posee “un gran sonido y una claridad que recuerda los grandes del instrumento, ganador de la competencia Internacional del Thelonious Monk Institute en trombón y ha tocado con grandes como Betty Carter, Mingus Dynasty, Slide Hampton, la ‘big band’ de Duke Ellington”.



“Trompeta y trombón eran entonces las únicas opciones posibles. Me fascinó la apariencia de la bocina y sentía curiosidad por cómo se podía producir música con una diapositiva, así que elegí el trombón. Lo dominé inmediatamente después de aprender a tocar la boquilla. Incluso aprendí yo mismo una escala mayor de Mary Had, A Little Lamb, de oído, el primer día de clase. Mi madre vio que tomaba en serio esto de las prácticas y los toques, por lo que decidió comprar mi primer trombón en una casa de empeños en Houston”, rememora Andre Hayward, quien más tarde no solo recibió conocimientos en materia musical de Conrad O. Johnson, sino que este lo invitó a formar parte de su The Big Blue Sound.

“El trombón es capaz de producir una amplia gama de colores y texturas tonales a través de la manipulación del aire, la diapositiva, la lengua y las cuerdas vocales. Es el único instrumento que se acerca a duplicar la voz humana. La bocina también está diseñada para interpretar melodías hermosas y fluidas. La pirotecnia y el destello no sirven para nada por si solos. Las articulaciones, que son únicas y múltiples al mismo tiempo, son excelentes herramientas para facilitar la velocidad y el recorrido del sonido”, opina quien ha sido profesor y ha organizado talleres en universidades de Nueva York, Texas y Michigan.

La música ‘jazz’ es una puerta abierta al amor
La música ‘jazz’ es una puerta abierta al amor

PJF

Para Andre Hayward la música de jazz es sinónimo de libertad, democracia y unidad. “Este bello arte es una fuerza sanadora. Mientras que los así llamados poderes que están difundiendo el evangelio de la codicia, el odio y la división en la sociedad mundial, esta música es diferente porque es una puerta abierta al amor universal, la paz y la justicia para todos los sectores de la humanidad. Es la única forma de arte que ofrece optimismo frente a la adversidad”.

Por eso está emocionado por su primera participación en el Panamá Jazz Festival (PJF).

“Estoy aprendiendo de los colegas panameños, de la cultura de ustedes, de la cocina panameña, y en especial, sobre las raíces del pianista Danilo Pérez (creador del PJF), junto con el cultivo de nuevas relaciones y colaboraciones con numerosos maestros músicos que están en la lista de invitados del festival”, apunta Hayward, quien nació en Houston (Texas), en 1973.

“También estoy entusiasmado por obtener una visión más profunda de la estética musical latinoamericana a través de los conciertos, talleres y mesas redondas que se han dado durante el PJF”, resalta un creador cuyo sonido ha sido igualado al del gran James Louis Johnson, trombonista y compositor estadounidense de jazz.

Edición Impresa