Un tigre se hace amigo de una cabra

Un tigre se convirtió en el mejor amigo de una cabra a la que debía comerse en su ración semanal en un zoo de Rusia, anunció la administración del parque, alegrándose por esta “fenomenal amistad”.

Dos veces por semana, los tigres del parque de Primorski, situado a unos 70 km de Vladivostok (en el extremo oriente ruso), “comen animales vivos en cautividad”, explicó la administración en un comunicado.

Pero “el tigre bautizado ‘Amur’ no quiso comerse a la cabra ‘Timur’, porque esta se mostró muy valiente y no sabía que debía tener miedo de un tigre”, según el texto.

Por su parte, la cabra tomó al carnívoro “por su jefe y le sigue por todas partes”, pasando incluso varios días en el refugio construido para ‘Amur’, sin que “ninguna agresión se haya constatado” por parte del tigre.

Edición Impresa