FIN DEL CONFLICTO

Un vagón de tren con muchos significados

Adolfo Hitler fue a la guerra en busca de revancha. Angela Merkel hizo un peregrinaje en nombre de la paz. Dos cancilleres alemanes con distintas visiones y un mismo destino. El vagón de un tren en un bosque de Francia.

Hitler trató de reescribir la historia en 1940 y propinar a Francia la misma humillación sufrida por su país en 1918 al firmar allí otro armisticio, el de la rendición de los franceses ante los alemanes en la Segunda Guerra Mundial. Esta vez, Merkel tuvo al presidente francés Emmanuel Macron a su lado en circunstancias muy distintas.

El vagón 2419D de Wagons-Lits Co., que servía ternera salteada y carne de res bourguignon a los pasajeros en el balneario de Deauville, fue escenario de un hecho histórico para la paz mundial en medio de un bosque de la Compiegne.

Edición Impresa