EL EXPRESIDENTE SIGUE EN EL SANTO TOMáS

Magistrado juez y forenses acudieron al hospital para conocer el estado de Martinelli

Magistrado juez y forenses acudieron al hospital para conocer el estado de Martinelli
La secretaria general de la Corte Suprema, Yanitza Yuen, a su salida del Hospital Santo Tomás.

El magistrado juez de garantías Jerónimo Mejía se trasladó al Hospital Santo Tomás para conocer "a ciencia cierta" cuál es la condición del expresidente Ricardo Martinelli.

+info

Martinelli, en la sala de cuidados intensivos del Hospital Santo TomásLos pasos a seguir en el proceso del expresidenteMartinelli seguirá detenido debido al ‘peligro de fuga’Ricardo Martinelli continuará detenido provisionalmente

Mejía llegó acompañado de los especialistas del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (Imelcf), que no han podido examinar a Martinelli, como ordenó el magistrado juez. En la diligencia participó personal de la secretaría general del Órgano Judicial. Mejía invitó a los querellantes, pero se desconoce si estos aceptaron acompañarle.

La exprimera dama Marta Linares de Martinelli confirmó que la visita inició cerca de las 8:00 p.m. Se extendió por casi una hora. Mejía abandonó el hospital sin hacer declaraciones, en una caravana de tres vehículos: una camioneta 4x4, un busito blanco y un pick up. Se desconoce si el personal del Imelcf pudo examinar al paciente.

Magistrado juez y forenses acudieron al hospital para conocer el estado de Martinelli
La secretaria general de la Corte Suprema, Yanitza Yuen, a su salida del Hospital Santo Tomás.

El magistrado de garantías se presentó en el Santo Tomás poco después de terminar un acto convocado para tomar declaración al doctor Leonardo Labrador, médico encargado del centro de rehabilitación El Renacer, como parte del proceso que se le sigue a Martinelli por la supuesta comisión de los delitos contra la inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad, y contra la administración pública (peculado).

Magistrado juez y forenses acudieron al hospital para conocer el estado de Martinelli
La secretaria general de la Corte Suprema, Yanitza Yuen, a su salida del Hospital Santo Tomás.

La inspección al hospital fue solicitada por Sidney Sittón, abogado de Martinelli, quien luego de escuchar el testimonio del doctor Labrador pidió que se emitieran unas imágenes captadas por camarógrafos de Telemetro y TVN, en las que se observa cuando el expresidente es conducido en una camilla, por los pasillos del hospital, escoltado por varios agentes uniformados.

Magistrado de Garantías constatará personalmente el estado de salud del diputado del Parlacen, en el Hospital Santo Tomás, y se hará acompañar por los médicos forenses y personal de Secretaría del OJ. Los querellantes pueden participar de esta diligencia. pic.twitter.com/1Y7KruYG0D

En los videos se escucha al paciente exclamar: "¡Me tienen secuestrado! ¡No me dejan ni mover la mano! ¡Me han violado todos mis derechos!".

HABLAN LOS QUERELLANTES

Los querellantes advirtieron que Martinelli intenta presentarse como una víctima o un perseguido, "cuando las víctimas somos nosotros y él es el victimario", dijo Balbina Herrera.

La excandidata presidencial del PRD es una de las querellantes del proceso, al ser una de las 150 personas espiadas ilegalmente por el Consejo de Seguridad Nacional, en el gobierno pasado. La noche del lunes, cuando Martinelli compareció personalmente por primera vez ante el magistrado de garantías, Herrera fue golpeada en el cuello con una botella de agua que le lanzó una manifestante a las afueras del Palacio de Justicia Gil Ponce.

"Hemos visto a Martinelli aplaudiendo, feliz, pero inmediatamente llega a este recinto, se transforma. Le dieron todos los males que no tuvo cuando estuvo privado de libertad por un año", dijo Herrera.

Magistrado juez y forenses acudieron al hospital para conocer el estado de Martinelli
La secretaria general de la Corte Suprema, Yanitza Yuen, a su salida del Hospital Santo Tomás.

También Mitchell Doens, otro querellante del proceso, hizo similares observaciones. "Se están presentando una serie de acciones para que el señor Martinelli aparezca como una víctima", dijo Doens, quien -al igual que Herrera- dijo haber recibido insultos la noche del lunes.

Por tal razón, Mejía giró instrucciones para que en cada audiencia de este caso, se instale un cordón de seguridad que impida a los manifestantes estar cerca del Palacio Gil Ponce.

"La gritería que hasta ahora hemos tolerado, no debe afectar el desenvolvimiento de las audiencias",  dijo.

"También tengo la obligación de garantizar los derechos de las víctimas", agregó.

NO SIN MIS ABOGADOS

Respecto a la negativa de Martinelli a ser examinado por el personal del Imelcf, Sittón dijo que esto obedece a que su cliente quiere que sus abogados estén presentes en dicho acto.

Aquella justificación no pareció ser del agrado de Mejía.

"Estamos esperando esos informes... Sí va a quedar claro que la orden que di de ser evaluado va a ser cumplida. Y los abogados deben decirle a su representado que no existe aquello que 'si mi abogado no está presente, no me evalúan", dijo el magistrado.

"Yo lo estoy mandando a evaluar por su salud. Estoy interesado en garantizar que al señor Martinelli se le asegure su salud, pero también estoy interesado que la cooperación de quien alegue que su salud está en entredicho se cumpla... Es muy sencillo decir 'me siento mal', pero no dejarse atender. Estoy evitando que se convierta en un subterfugio", agregó.

Magistrado juez y forenses acudieron al hospital para conocer el estado de Martinelli
La secretaria general de la Corte Suprema, Yanitza Yuen, a su salida del Hospital Santo Tomás.

Por su parte, Leonardo Labrador, médico encargado del centro de rehabilitación El Renacer, declaró que le correspondió recibir al expresidente en el aeropuerto de Tocumen, donde llegó extraditado procedente de Estados Unidos el lunes 11 de junio. Posteriormente, Labrador le practicó un "examen completo" en El Renacer. En su declaración, contó que el paciente se negó a tomar una pastilla que habría ayudado a que se estabilizara su presión arterial.

CRISIS HIPERTENSIVA

Labrador fue, además, el médico que comunicó a Mejía, la noche del lunes, que Martinelli tenía una crisis hipertensiva y debía ser hospitalizado. En aquel momento, el expresidente fue examinado por tres cardiólogos, que Labrador identificó como los doctores González, Méndez y O'Neill, todos de la Caja de Seguro Social (CSS). Por esa razón, Mejía ordenó el traslado al Hospital Santo Tomás, donde aún permanece, razón por la cual no acudió personalmente al acto de este martes en el Palacio de Justicia.

El médico declaró que cuando recibió a Martinelli, en Tocumen, este le dijo que se sentía bien. Detalló, además, algunas condiciones del paciente, que están en la nota diplomática que entregó Estados Unidos, al completar la extradición: ansiedad, glaucoma, hipertensión ocular, presbicia, astigmatismo, hipertensión esencial, enfermedad cardíaca inespecífica y constipación inespecífica. En la nota no se precisa nada respecto al cáncer de próstata que "probablemente" padece, según Martinelli dijo al juez Mejía en su primera -y hasta ahora única- comparecencia.

Magistrado juez y forenses acudieron al hospital para conocer el estado de Martinelli
La secretaria general de la Corte Suprema, Yanitza Yuen, a su salida del Hospital Santo Tomás.

Labrador también reconoció que el cuadro de hipertensión presentado podía ser consecuencia del vuelo desde Miami, no haber tomado los medicamentos y el estrés propio de una comparecencia judicial.

La defensa aprovechó para comunicar que no se les permite visitar a su cliente en el Hospital Santo Tomás. Mejía dijo que haría los arreglos, aunque advirtió que serán los médicos del hospital los que decidan finalmente si el paciente puede recibir visitas.

La defensa también pidió a Mejía que "notificara" al pleno de una solicitud de audiencia para revisar la medida cautelar de detención provisional. 

"Eso no es competencia mía... Me está convirtiendo en mandadero suyo", dijo el magistrado juez a Sittón.

La audiencia, que estaba convocada para las 10:00 a.m., inició a la 1:28 p.m. Concluyó a las 5:30 p.m.

Martinelli es procesado por la interceptación no autorizada de por lo menos 150 personas –entre políticos, sindicalistas, periodistas, miembros de la sociedad civil y empresarios-, desde el Consejo de Seguridad Nacional, en los dos últimos años de su mandato.

 

Magistrado juez y forenses acudieron al hospital para conocer el estado de Martinelli
La secretaria general de la Corte Suprema, Yanitza Yuen, a su salida del Hospital Santo Tomás.

Por estos hechos, el magistrado fiscal Harry Díaz acusa al expresidente por la supuesta comisión de cuatro delitos: interceptación de telecomunicaciones sin autorización judicial; seguimiento, persecución y vigilancia sin autorización judicial; peculado por malversación y peculado de uso. Díaz pide una condena de 21 años de prisión.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL