REHABILITACIóN DE VíA ARRAIJáN-LA CHORRERA

Autopista Arraiján-La Chorrera, en la mira del Ministerio Público

Autopista Arraiján-La Chorrera, en la mira del Ministerio Público
La construcción de la autopista Arraiján-La Chorrera fue ampliada a seis carriles.

 

El Ministerio Público (MP) adelanta una serie de diligencias en la investigación por presuntos sobrecostos en el contrato para la rehabilitación y ampliación de la autopista  Arraiján-La Chorrera (22.3 kilómetros), a un costo de 152.6 millones de dólares, adjudicado a la empresa Transcaribe Trading (TCT).

La fiscal Primera Anticorrupción, Tania Sterling, aseguró que en este caso se le tomó declaración jurada a los funcionarios de la Asamblea Nacional y del Ministerio de Obras Públicas (MOP) que elaboraron una auditoría que detectó supuestos sobrecostos en la obra.

Por este hecho fue denunciado Federico Suárez, ministro de Obras Públicas durante los primeros años del gobierno de Ricardo Martinelli. Sterling manifestó que solicitó peritajes a universidades, los cuales serán anexados al expediente que ya tiene ocho tomos.

ANÁLISIS

De acuerdo con un informe elaborado en noviembre del año pasado por la comisión de Infraestructura Pública y Asuntos del Canal de la Asamblea Nacional, el proyecto vial tendría un sobrecosto de 63 millones de dólares.

En el análisis, los especialistas señalan que en varios aspectos de la obra, lo que cobró el contratista —la constructora TCT— excede los precios del mercado.

Los expertos se refieren, específicamente, a la colocación de material selecto, de capa base y hormigón asfáltico.

El informe también arrojó que en la obra se estableció la construcción del intercambiador Vista Alegre-El Tecal, con forma de trébol de cuatro hojas, por $4.8 millones.

Pero, en la cuarta adenda hecha al contrato, firmada en julio de 2013 por Jaime Ford, entonces titular de Obras Públicas, y Daniel Ochy, en representación de TCT, se duplicó el precio del intercambiador a $9.4 millones y no se construyó con el diseño de trébol previsto originalmente.

Edición Impresa