OPERACIÓN LAVA JATO

Exministro es acusado de recibir coimas de Odebrecht

Un influyente exministro de los gobiernos de Lula y Rousseff fue arrestado ayer. Se le acusa de recibir pagos indebidos del grupo Odebrecht.

Temas:

Antonio Palocci (Der.) fue clave en los gobiernos de ‘Lula’ da Silva (Izq.) y Rousseff. En 2006, Palocci fue acusado de aumentar su patrimonio 20 veces Antonio Palocci (Der.) fue clave en los gobiernos de  ‘Lula’ da Silva (Izq.) y Rousseff. En 2006, Palocci fue acusado de aumentar su patrimonio 20 veces
Antonio Palocci (Der.) fue clave en los gobiernos de ‘Lula’ da Silva (Izq.) y Rousseff. En 2006, Palocci fue acusado de aumentar su patrimonio 20 veces AP/Eraldo Peres

La Policía brasileña detuvo ayer a Antonio Palocci, exministro de Hacienda y hombre clave de los gobiernos de los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, en un nuevo golpe al Partido de los Trabajadores (PT), vinculado al escándalo de corrupción en Petrobras, en el marco de la trigésima quinta fase de la Operación Lava Jato, dada a conocer ayer.

Palocci es acusado por la Fiscalía de haber recibido sobornos del grupo Odebrecht, una de las principales constructoras involucradas en la trama de pago de sobornos para manipular licitaciones en la petrolera estatal y desviar parte de lo recaudado hacia partidos políticos.

De 55 años, Palocci fue ministro de Hacienda de Lula entre 2003 y 2006, y jefe del Gabinete de Rousseff en 2011, y es un importante operador político del PT.

“Fue apresado en Sao Paulo, con mandato de prisión provisional por cinco días y debería ir para Curitiba (sur de Brasil) hoy [ayer] mismo”, dijo a la agencia AFP un asesor de la Procuraduría Federal de esa ciudad, donde se concentran los procesos de la investigación Lava Jato que no involucran a funcionarios protegidos por fueros.

El juez Sergio Moro, que lanzó la investigación en 2014, dispuso también el bloqueo de activos bancarios de Palocci y de otros sospechosos. Según el procurador Filipe Hille Pace, en una rueda de prensa en Curitiba, las autoridades tienen en sus manos una planilla en la que consta que “entre 2008 y 2013 se pagaron más de 128 millones de reales (unos $40 millones al cambio actual) al Partido de los Trabajadores y a sus agentes, Palocci incluido.

“Quedaba aún, en octubre de 2013, un saldo de 70 millones de reales (unos $22 millones) en sobornos destinados también al exministro para que los girara al PT”.

El caso también se cierne sobre Lula, particularmente después de que Moro aceptó este mes una denuncia de la fiscalía en su contra por corrupción pasiva y lavado de dinero, como presunto beneficiario de favores del esquema que estafó a Petrobras.

INVESTIGACIÓN

Las autoridades investigan “negociaciones entre el grupo Odebrecht y el exministro [Palocci] para tratar de aprobar un proyecto de ley” que procuraría “inmensos beneficios fiscales”.

Asimismo, indagan en “el aumento de una línea de crédito del [banco de fomento] Bndes para un país africano” y en “la interferencia en el procedimiento de licitaciones de Petrobras para la adquisición de 21 navíos”, precisó la Policía Federal.

Marcelo Odebrecht, expresidente del grupo que lleva su apellido, cumple condena de 19 años de prisión por este caso. En la jornada también se emitieron 2 órdenes de detención, 15 de conducción forzada a declarar ante las autoridades y 27 de búsqueda e incautación de documentos.

Entretanto, Lula y su partido, el PT, denuncian maniobras políticas detrás del cerco judicial. El exmandatario opinó la semana pasada que las acusaciones en su contra son una “farsa” que apuntan a impedirle presentar su candidatura por la Presidencia en 2018, y el abogado de Palocci, José Roberto Batochio, dijo que las acusaciones contra su cliente son solo un “espectáculo”, pues su cliente no hizo absolutamente nada que violase la ley.

A lo largo de los últimos dos años, la investigación llevó a la detención del exjefe de Gabinete de Lula, José Dirceu, condenado a 23 años de prisión; así como a la del publicista del PT, Joao Santana, quien también trabajó en la campaña del extesorero del PT Joao Vaccari y, en Panamá, del ex candidato presidencial por Cambio Democrático José Domingo Mimito Arias.

Palocci fue el artífice de las políticas de austeridad que permitieron a Lula, un ex dirigente sindical e ícono de la izquierda latinoamericana, ser aceptado por los mercados cuando llegó al poder en 2003, pero tuvo que renunciar en 2006, acusado de divulgar datos privados de un guardia de seguridad en pleno escándalo del “Mensalao”, el sistema por el cual el PT compraba votos de legisladores de otros partidos para aprobar sus proyectos.

En 2006, Rousseff, heredera de Lula, designó a Palocci jefe de la Casa Civil (virtual primer ministro), pero duró en el cargo siete meses, acusado de haber multiplicado por 20 su patrimonio en cuatro años. Según el dirigente, su enriquecimiento se debió a sus actividades privadas, sin tráfico de influencias.

EVIDENCIAS

En esta fase de Lava Jato, los fiscales profundizaron el análisis de material probatorio obtenido en fases anteriores, en especial, a partir de celulares, correos y archivos electrónicos de ejecutivos de Odebrecht, investigados en el esquema criminal que estafó a Petrobras. Parte relevante del material se refiere a la actuación del llamado Sector de Operaciones Estructuradas, una división del grupo Odebrecht que operaba clandestinamente para pagar coimas a los políticos.

A partir de estos análisis, se verificaron evidencias de que Palocci actuó a favor de intereses del grupo Odebrecht, entre 2006 y 2013, interfiriendo en decisiones del gobierno federal. La actuación de Palocci se dio, incluso, en el periodo en que ejerció relevantes funciones públicas.

Las evidencias apuntan a que la actuación de Palocci –y uno de sus asistentes– ocurrió mediante la aceptación de coimas pagadas por Odebrecht, en el contexto de una especie de “caja general” de recursos ilícitos establecida por la empresa y el PT.

El extracto de los pagos era consolidado en una hoja de cálculo –denominada “Programa Especial Italiano” (utilizándose el término “italiano” para referirse al exministro)– que era periódicamente actualizada, conforme los valores espúreos fueran entregados al representante del Gobierno, señalan los fiscales.

En este punto, indica la acusación, es relevante destacar que la referida hoja de cálculo fue identificada a partir del intercambio de correos electrónicos entre Fernando Migliaccio y María Lucía Tavares, operarios de Odebrecht, responsables de coordinar los pagos ilícitos ordenados por el grupo Odebrecht en el ya descrito “Sector de Operaciones Estructuradas”.

Migliaccio está detenido en Suiza, y los fiscales brasileños vinculan a este exejecutivo de Odebrecht con las operaciones bancarias de Constructora Internacional del Sur –sociedad panameña vinculada a Constructora Norberto Odebrecht–, cuyas cuentas en el Credicorp Bank (Panamá) fueron objeto de una rogatoria de investigación dirigida al Ministerio Público de Panamá –desde hace más de año y medio– por parte de los fiscales brasileños sin que hubiese resultados hasta ahora.

Según los fiscales brasileños, Palocci “mantuvo frecuente y duradero contacto con Marcelo Odebrecht y otros altos ejecutivos de Odebrecht desde 2003 a 2015, habiendo sido constantemente accionado por los empresarios para defender los intereses ilícitos del grupo Odebrecht a fin de obtener ventajas indebidas en actos normativos federales y en contratos firmados con la administración pública federal”.

Correos electrónicos y anotaciones anteriormente incautados, agregan los fiscales, indican que los ajustes de pagos de las contrapartidas eran tratados por Palocci en reuniones presenciales, las cuales fueron, inclusive, realizadas varias veces en las direcciones residencial y profesional del exministro.

La acusación contra el exfuncionario señala que tras desencadenarse la Operación Lava Jato continuaron las comunicaciones y encuentros entre ejecutivos de Odebrecht y Palocci hasta, por lo menos, mayo de 2015.

“En este periodo final, las comunicaciones pasaron a ser realizadas de forma más cautelosa, por medio de la utilización de dispositivos cifrados”, explicaron los fiscales.

(Con información de Rolando Rodríguez B. y el Ministerio Público Federal de Brasil).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, cuyo paradero es desconocido, tenían cuentas bancarias en Europa, escondidas bajo la identidad de terceros, que hoy revelan que los verdaderos dueños eran ellos.
Archivo

SOBORNOS DE ODEBRECHT Los Martinelli, según la versión de sus cómplices

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Grupo de empleados se va a huelga El caso de Copa se decidiría en 10 días

Unos 600 trabajadores de la aerolínea panameña protestaron ayer en las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Tocumen.
Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

HISTORIAS DE MI PUEBLO Los símbolos del santeño (II)

Los símbolos del santeño (II) Los símbolos del santeño (II) Vídeo
Los símbolos del santeño (II) LA PRENSA

Historias de mi pueblo es un proyecto periodístico de La Prensa. Vea más aquí.

Historias de mi pueblo Los símbolos del santeño (I)

Los símbolos del santeño (I) Los símbolos del santeño (I) Vídeo
Los símbolos del santeño (I) LA PRENSA

Historias de mi pueblo es un proyecto periodístico de La Prensa. Vea más aquí.