INVESTIGACIÓN

Policía Nacional confirma hallazgo de fosa tras captura de miembros de secta en la comarca Ngäbe Buglé

Policía Nacional confirma hallazgo de fosa tras captura de miembros de secta en la comarca Ngäbe Buglé
Autoridades capturaron a miembros de la secta. Ismael Hernández

El director encargado de la Policía Nacional, Alexis Muñoz, confirmó este miércoles, 15 de enero de 2020, que se halló una fosa en la comunidad de El Terrón, corregimiento de Santa Catalina, en la comarca Ngäbe Buglé, luego de la captura de miembros de una secta que fue denunciada por maltratar y privar de libertad a al menos 15 personas.

Muñoz precisó que cuando los agentes de la Policía llegaron al área, se dio la información de la existencia de una fosa y que confirmaron que era cierto.

“Inmediatamente esto quedó en manos del Ministerio Público y los técnicos de criminalística que están haciendo las labores para verificar si existen cuerpos”, afirmó Muñoz.

Agregó que todos los miembros de la secta que fueron arrestados y las personas afectadas son indígenas.

Más temprano, las Autoridades del Ministerio Público y de la Policía Nacional adelantaron que capturaron a 10 miembros de la secta denominada “La Nueva Luz de Dios”, que habría privado de libertad y torturado a un grupo de personas de la comunidad de El Terrón, corregimiento de Santa Catalina, en la comarca Ngäbe Buglé, mientras les realizaban un exorcismo.

Al mismo tiempo, rescataron a 15 personas que habrían sido víctimas de “los pastores”.

Así lo informó el Ministerio de Seguridad Pública, a través de su cuenta de Twitter.

El fiscal de Bocas del Toro, Rafael Baloyes dio detalles del tema.

“Se rescataron unas víctimas, y una vez se tenga el control del lugar, se ingresará para realizar el levantamiento de las pesquisas y determinar la vinculación de los autores del hecho”, explicó.

Contó que “el grupo” se dedicaba a “maltratar y a cometer actos criminales” en contra de la comunidad.

Narró que verificarán si además de las personas que están hospitalizadas en el hospital Luis Chicho Fábrega, de Santiago de Veraguas, hay más otras víctimas.

El lugareño José González fue uno de los primeros que alertó a las autoridades sobre el hecho. Desde El Terrón, se desplazó hasta la comunidad de Río Luis, perteneciente a Santiago de Veraguas, y fue así como alertó a La Policía Nacional sobre lo que ocurría. Narró a Mi Diario que por lo menos 30 personas habrían sido amarradas, golpeadas, y heridas, dentro de una iglesia.

A su esposa, contó González, le dieron “un machetazo” en la cabeza. Le acompañaba su hijo de 15 años, quien recibió atención médica en el centro de salud de la población. El joven tenía varias golpes en su cuerpo.

“Me siento impotente de no poderlos sacarlos de allí”, narró.

Edición Impresa