PRODUCCIóN DE ALIMENTOS

Productores no enviarán víveres a mercados en protesta

Productores no enviarán víveres a mercados en protesta
Productores no enviarán víveres a mercados en protesta

La decisión de no enviar legumbres y vegetales hortícolas a los mercados de la ciudad capital y del resto de las provincias del país fue la medida de protesta asumida por cientos de productores de Tierras Altas de Chiriquí, quienes se apostaron desde hoy lunes, a orillas de la via a Cerro Punta.

Desde muy temprano, los productores se ubicaron a orillas de la vía para repudiar la indecisión del presidente Juan Carlos Varela, quien no sanciona aún el proyecto de ley 188 que modifica la ley de la Autoridad de Protección y Seguridad Alimentaria (Aupsa) y que no interfiere con las importaciones de los Tratados de Libre Comercio TLC.

Diariamente, desde las Tierras Altas parten 12 contenedores, pick ups, camiones pitufos y mulas cargadas de legumbres y vegetales a los mercados del país, lo cual representa transacciones por 150 mil dolares.

Augusto Jiménez, presidente de la Asociación de Productores e Tierras Altas, dijo que existe mucha desconfianza en el Gobierno, por lo que esta medida se mantendrá hasta esperar la respuesta que surja de la reunión que sostendrán mañana martes con las autoridades del sector agropecuario,  a las 12:00 mediodía, en la ciudad capital, a la cual asistirá una comitiva de los productores.

En tanto, desde esta mañana se sentía un creciente desabastecimiento de víveres, y se temía que para mañana martes se agravaría, pues se sumarían más y más productores.

Jiménez asegura que el problema se refleja en la inundación del mercado de cebolla importada, mientras que no hay forma de vender la nacional.

"Se tienen 70 mil quintales de cebolla que están por salir de la cosecha y, sin embargo, no hay mercado.

Cuestionó que el Instituto de Mercadeo Agropecuario cambió su política, y ahora no quiere hacerse responsable del producto y comprarla tipo conciliación, arreglo que los productores no aceptan.

Los productores esperan que en la reunión se obtengan resultados positivos, porque las medidas de presión continuarán.

Se conoció que en el Mercado de Abastos, en la capital, ya se experimentaba un gradual desabastecimiento de vegetales, verduras y legumbres.

 
 
 

La decisión de no enviar legumbres y vegetales hortícolas a los mercados de la ciudad capital y del resto de las provincias del país fue la medida de protesta asumida por cientos de productores de Tierras Altas de Chiriquí, quienes se apostaron desde hoy lunes, a orillas de la via a Cerro Punta.

Desde muy temprano, los productores se ubicaron a orillas de la vía para repudiar la indecisión del presidente Juan Carlos Varela, quien no sanciona aún el proyecto de ley 188 que modifica la ley de la Autoridad de Protección y Seguridad Alimentaria (Aupsa) y que no interfiere con las importaciones de los Tratados de Libre Comercio TLC.

Diariamente, desde las Tierras Altas parten 12 contenedores, pick ups, camiones pitufos y mulas cargadas de legumbres y vegetales a los mercados del país, lo cual representa transacciones por 150 mil dolares.

Augusto Jiménez, presidente de la Asociación de Productores e Tierras Altas, dijo que existe mucha desconfianza en el Gobierno, por lo que esta medida se mantendrá hasta esperar la respuesta que surja de la reunión que sostendrán mañana martes con las autoridades del sector agropecuario,  a las 12:00 mediodía, en la ciudad capital, a la cual asistirá una comitiva de los productores.

En tanto, desde esta mañana se sentía un creciente desabastecimiento de víveres, y se temía que para mañana martes se agravaría, pues se sumarían más y más productores.

Jiménez asegura que el problema se refleja en la inundación del mercado de cebolla importada, mientras que no hay forma de vender la nacional.

"Se tienen 70 mil quintales de cebolla que están por salir de la cosecha y, sin embargo, no hay mercado.

Cuestionó que el Instituto de Mercadeo Agropecuario cambió su política, y ahora no quiere hacerse responsable del producto y comprarla tipo conciliación, arreglo que los productores no aceptan.

Los productores esperan que en la reunión se obtengan resultados positivos, porque las medidas de presión continuarán.

Se conoció que en el Mercado de Abastos, en la capital, ya se experimentaba un gradual desabastecimiento de vegetales, verduras y legumbres.

 
 

La decisión de no enviar legumbres y vegetales hortícolas a los mercados de la ciudad capital y del resto de las provincias del país fue la medida de protesta asumida por cientos de productores de Tierras Altas de Chiriquí, quienes se apostaron desde hoy lunes, a orillas de la via a Cerro Punta.

Desde muy temprano, los productores se ubicaron a orillas de la vía para repudiar la indecisión del presidente Juan Carlos Varela, quien no sanciona aún el proyecto de ley 188 que modifica la ley de la Autoridad de Protección y Seguridad Alimentaria (Aupsa) y que no interfiere con las importaciones de los Tratados de Libre Comercio TLC.

Diariamente, desde las Tierras Altas parten 12 contenedores, pick ups, camiones pitufos y mulas cargadas de legumbres y vegetales a los mercados del país, lo cual representa transacciones por 150 mil dolares.

Augusto Jiménez, presidente de la Asociación de Productores e Tierras Altas, dijo que existe mucha desconfianza en el Gobierno, por lo que esta medida se mantendrá hasta esperar la respuesta que surja de la reunión que sostendrán mañana martes con las autoridades del sector agropecuario,  a las 12:00 mediodía, en la ciudad capital, a la cual asistirá una comitiva de los productores.

En tanto, desde esta mañana se sentía un creciente desabastecimiento de víveres, y se temía que para mañana martes se agravaría, pues se sumarían más y más productores.

Jiménez asegura que el problema se refleja en la inundación del mercado de cebolla importada, mientras que no hay forma de vender la nacional.

"Se tienen 70 mil quintales de cebolla que están por salir de la cosecha y, sin embargo, no hay mercado.

Cuestionó que el Instituto de Mercadeo Agropecuario cambió su política, y ahora no quiere hacerse responsable del producto y comprarla tipo conciliación, arreglo que los productores no aceptan.

Los productores esperan que en la reunión se obtengan resultados positivos, porque las medidas de presión continuarán.

Se conoció que en el Mercado de Abastos, en la capital, ya se experimentaba un gradual desabastecimiento de vegetales, verduras y legumbres.

 

La decisión de no enviar legumbres y vegetales hortícolas a los mercados de la ciudad capital y del resto de las provincias del país fue la medida de protesta asumida por cientos de productores de Tierras Altas de Chiriquí, quienes se apostaron desde hoy lunes, a orillas de la via a Cerro Punta.

Desde muy temprano, los productores se ubicaron a orillas de la vía para repudiar la indecisión del presidente Juan Carlos Varela, quien no sanciona aún el proyecto de ley 188 que modifica la ley de la Autoridad de Protección y Seguridad Alimentaria (Aupsa) y que no interfiere con las importaciones de los Tratados de Libre Comercio TLC.

Diariamente, desde las Tierras Altas parten 12 contenedores, pick ups, camiones pitufos y mulas cargadas de legumbres y vegetales a los mercados del país, lo cual representa transacciones por 150 mil dolares.

Augusto Jiménez, presidente de la Asociación de Productores e Tierras Altas, dijo que existe mucha desconfianza en el Gobierno, por lo que esta medida se mantendrá hasta esperar la respuesta que surja de la reunión que sostendrán mañana martes con las autoridades del sector agropecuario,  a las 12:00 mediodía, en la ciudad capital, a la cual asistirá una comitiva de los productores.

En tanto, desde esta mañana se sentía un creciente desabastecimiento de víveres, y se temía que para mañana martes se agravaría, pues se sumarían más y más productores.

Jiménez asegura que el problema se refleja en la inundación del mercado de cebolla importada, mientras que no hay forma de vender la nacional.

"Se tienen 70 mil quintales de cebolla que están por salir de la cosecha y, sin embargo, no hay mercado.

Cuestionó que el Instituto de Mercadeo Agropecuario cambió su política, y ahora no quiere hacerse responsable del producto y comprarla tipo conciliación, arreglo que los productores no aceptan.

Los productores esperan que en la reunión se obtengan resultados positivos, porque las medidas de presión continuarán.

Se conoció que en el Mercado de Abastos, en la capital, ya se experimentaba un gradual desabastecimiento de vegetales, verduras y legumbres.

 

La decisión de no enviar legumbres y vegetales hortícolas a los mercados de la ciudad capital y del resto de las provincias del país fue la medida de protesta asumida por cientos de productores de Tierras Altas de Chiriquí, quienes se apostaron desde hoy lunes, a orillas de la via a Cerro Punta.

Desde muy temprano, los productores se ubicaron a orillas de la vía para repudiar la indecisión del presidente Juan Carlos Varela, quien no sanciona aún el proyecto de ley 188 que modifica la ley de la Autoridad de Protección y Seguridad Alimentaria (Aupsa) y que no interfiere con las importaciones de los Tratados de Libre Comercio TLC.

Diariamente, desde las Tierras Altas parten 12 contenedores, pick ups, camiones pitufos y mulas cargadas de legumbres y vegetales a los mercados del país, lo cual representa transacciones por 150 mil dolares.

Augusto Jiménez, presidente de la Asociación de Productores e Tierras Altas, dijo que existe mucha desconfianza en el Gobierno, por lo que esta medida se mantendrá hasta esperar la respuesta que surja de la reunión que sostendrán mañana martes con las autoridades del sector agropecuario,  a las 12:00 mediodía, en la ciudad capital, a la cual asistirá una comitiva de los productores.

En tanto, desde esta mañana se sentía un creciente desabastecimiento de víveres, y se temía que para mañana martes se agravaría, pues se sumarían más y más productores.

Jiménez asegura que el problema se refleja en la inundación del mercado de cebolla importada, mientras que no hay forma de vender la nacional.

"Se tienen 70 mil quintales de cebolla que están por salir de la cosecha y, sin embargo, no hay mercado.

Cuestionó que el Instituto de Mercadeo Agropecuario cambió su política, y ahora no quiere hacerse responsable del producto y comprarla tipo conciliación, arreglo que los productores no aceptan.

Los productores esperan que en la reunión se obtengan resultados positivos, porque las medidas de presión continuarán.

Se conoció que en el Mercado de Abastos, en la capital, ya se experimentaba un gradual desabastecimiento de vegetales, verduras y legumbres.

 

La decisión de no enviar legumbres y vegetales hortícolas a los mercados de la ciudad capital y del resto de las provincias del país fue la medida de protesta asumida por cientos de productores de Tierras Altas de Chiriquí, quienes se apostaron desde hoy lunes, a orillas de la via a Cerro Punta.

Desde muy temprano, los productores se ubicaron a orillas de la vía para repudiar la indecisión del presidente Juan Carlos Varela, quien no sanciona aún el proyecto de ley 188 que modifica la ley de la Autoridad de Protección y Seguridad Alimentaria (Aupsa) y que no interfiere con las importaciones de los Tratados de Libre Comercio TLC.

Diariamente, desde las Tierras Altas parten 12 contenedores, pick ups, camiones pitufos y mulas cargadas de legumbres y vegetales a los mercados del país, lo cual representa transacciones por 150 mil dolares.

Augusto Jiménez, presidente de la Asociación de Productores e Tierras Altas, dijo que existe mucha desconfianza en el Gobierno, por lo que esta medida se mantendrá hasta esperar la respuesta que surja de la reunión que sostendrán mañana martes con las autoridades del sector agropecuario,  a las 12:00 mediodía, en la ciudad capital, a la cual asistirá una comitiva de los productores.

En tanto, desde esta mañana se sentía un creciente desabastecimiento de víveres, y se temía que para mañana martes se agravaría, pues se sumarían más y más productores.

Jiménez asegura que el problema se refleja en la inundación del mercado de cebolla importada, mientras que no hay forma de vender la nacional.

"Se tienen 70 mil quintales de cebolla que están por salir de la cosecha y, sin embargo, no hay mercado.

Cuestionó que el Instituto de Mercadeo Agropecuario cambió su política, y ahora no quiere hacerse responsable del producto y comprarla tipo conciliación, arreglo que los productores no aceptan.

Los productores esperan que en la reunión se obtengan resultados positivos, porque las medidas de presión continuarán.

Se conoció que en el Mercado de Abastos, en la capital, ya se experimentaba un gradual desabastecimiento de vegetales, verduras y legumbres.

 

 

 

 

Edición Impresa