Asociaciones que defienden los derechos de personas transgénero contabilizan denuncias por discriminación

Asociaciones que defienden los derechos de personas transgénero contabilizan denuncias por discriminación
Algunos miembros de la comunidad trans aseguran que llevan meses sin salir de sus casas por miedo a discriminación o acoso. Archivo.

Asociaciones que defienden los derechos de la comunidad transgénero en Panamá contabilizan 20 denuncias de discriminación en un periodo de dos meses. En un conversatorio con periodistas, la Asociación Panameña de Personas Trans (APPT), y Hombres Trans de Panamá (HTP) presentaron un informe que recopila los distintos casos de discriminación que han experimentado personas transgénero a raíz de la cuarentena asignada por género.

De las 20 denuncias contabilizadas, 12 fueron interpuestas por mujeres trans y 8 por hombres trans. En 11 de los 20 casos, la discriminación se dio por parte de miembros de la Policía Nacional. Otros 6 casos corresponden a incidentes con personal de seguridad privada o de supermercados. El conteo abarca el periodo entre el 1 de abril y el 29 de mayo de 2020.

La mediana de edad de los denunciaste es de 31.5 años. Del total de casos, 12 reportaron que la violencia sufrida fue psicológica, a pesar de que en la mayoría de los casos las medidas tomadas incluyeron el bloqueo físico de acceso a lugares.

A pesar de contar con 20 denuncias por escrito, líderes de estas organizaciones aseguran que en realidad son muchas más pero algunas personas se niegan a reportar con su nombre las instancias de discriminación que sufren por miedo a represalias de sus comunidades o familiares. Venus Tejada, presidenta de la Asociación de Personas Trans de Panamá, explicó que estas quejas han sido remitidas a la Defensoría del Pueblo, pues es la entidad que debe velar por los derechos humanos de los panameños y panameñas.

En el informe elaborado, se detallan casos específicos, tanto de personas que salieron el día asignado al género con el que se identifican y de personas que salieron en el día que le corresponde de acuerdo al último número de su cédula. En el primer caso, personas fueron paradas por miembros de la Policía Nacional y en ciertas ocasiones se les aplicó una multa. “El trato fue diferenciado y arbitrario según los casos, puesto que, ante una misma situación, se dieron resultados muy diferentes”, se detalla en el informe.

Otras tres personas decidieron ir al síper o al banco según el sexo que refleja su documento de identidad. En estos casos, al presentar su cédula en la entrada, fueron detenidas por miembros de la Policía o personal de seguridad privada y se les impidió acceder a los lugares. En otros, les recomendaron que fueran de vuelta a su casa a “ponerse ropa de hombre”. El decreto que regula la cuarentena no menciona cómo deben ir vestidas las personas al salir de su casa.

Al implementarse por primera vez la cuarentena por género, la comunidad LGBTIQ+ y sus aliados formularon preguntas a cerca de la afectación que la medida podía tener en la circulación de personas trans y qué acciones tomaría el gobierno al respecto. Hasta la fecha, el único pronunciamiento al respecto se dio mediante un tweet que publicó el Ministerio de Seguridad el pasado 11 de mayo, casi un mes y medio después de que ya la norma estuviese en efecto.

En el conversatorio llevado a cabo la tarde de ayer 10 de junio, algunas personas de la comunidad trans dieron sus testimonios y aseguraron que en toda la cuarentena no han salido por miedo a posible discriminación. Para otros esto no es una opción. En muchos casos, las personas se ven sujetas a ayudas de amigos y familiares para que les hagan sus compras y diligencias.

De igual forma, la comunidad LGBTIQ+ se ha movilizado para ayudar a los miembros de la comunidad trans. Fundación Iguales, junto con Hombres Trans Panamá, ha trabajado en crear la Red Solidaria Trans. A la fecha, han logrado llegar con bolsas de comida a 130 personas, en 6 provincias distintas, que se encuentran en situaciones de suspensión de contrato o inhabilitadas para trabajar durante la pandemia por la naturaleza de su trabajo.

De igual forma, organizaciones internacionales se han pronunciado sobre el tema y hacen un llamado al gobierno de Panamá a tomar medidas acordes. En el caso de Human Rights Watch (HRW) por ejemplo, enviaron una carta abierta al presidente Laurentino Cortizo el pasado 23 de abril. En la misma, listan testimonios de personas trans que sufrieron discriminación debido a la medida de cuarentena por género.

El lineamiento de HRW plantea tres acciones concretas a tomar por el gobierno: autorizar a los panameños y panameñas a circular de acuerdo al género con el que se identifican socialmente, crear una directriz para las entidades de seguridad pública y compañías de seguridad privada para respetar la identidad de género de las personas, y finalmente crear un procedimiento oficial de denuncia para reportar incidentes de este tipo. En una carta enviada por HTP y la APPT a la ministra de Salud, Rosario Turner, el pasado 8 de junio, se reiteran estos puntos.

Edición Impresa