Capturan en Paraguay al narcotraficante más buscado de Brasil

Capturan en Paraguay al narcotraficante más buscado de Brasil
Capturan en Paraguay al narcotraficante más buscado de Brasil

El traficante "más buscado de Brasil", Marcelo Fernando Pinheiro Veiga alias 'Marcelo Piloto', que abastecía en drogas y armas al Comando Vermelho, la mayor facción criminal de Río de Janeiro, fue detenido este miércoles en Paraguay.

El operativo, que implicó a agentes paraguayos, brasileños y estadounidenses, se llevó a cabo en la ciudad de Encarnación, 350 km al sudeste de Asunción (cerca de la ciudad argentina de Posadas), precisaron fuentes oficiales de ambos países.

"Marcelo Piloto, con un extenso expediente criminal, que incluye homicidio, tráfico (...) y robos, estaba escondido desde hacía años en Paraguay, desde donde enviaba armas, drogas y municiones para abastecer a las favelas dominadas por la mayor facción criminal de Río", indicó la secretaría de Seguridad del Estado de Río en un comunicado.

Según su ficha policial publicada por el servicio brasileño "Disque denuncia", el traficante había sido detenido en 1998 y empezó en 2007 a beneficiarse de un régimen de semilibertad, que aprovechó para evadirse.



La detención del "traficante más buscado de Brasil" asesta "un gran golpe al crimen organizado de Río de Janeiro", agregó.

En Asunción, el portavoz de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) dijo a la AFP que el capo narco, de 42 años, "no tiene casos pendientes en Paraguay", por lo cual "lo más probable es que sea expulsado y entregado a las autoridades de la policía federal brasileña".

Un avión de la Senad se trasladó a Encarnación para transportar al detenido hasta la capital paraguaya.

Entre 30 y 40 agentes de la policía antidrogas de Paraguay, acompañados por agentes de la DEA estadounidense y de la policía federal brasileña irrumpieron al amanecer en la vivienda de Pinheiro Veiga.

"El detenido tenía en su poder tres cédulas de identidad paraguayas falsas", aunque no se hallaron drogas en el lugar, refirió el director de la Senad, Hugo Vera.

Según testigos, Marcelo Piloto vivía desde hacía unos seis meses en esa residencia, rodeada por vallas eléctricas y con un sistema de vigilancia de cámaras de circuito cerrado.

Edición Impresa