GRAN JURADO

Chelsea Manning se niega a cooperar y desafía a la justicia de Estados Unidos

Chelsea Manning se niega a cooperar y desafía a la justicia de Estados Unidos
La exmiembro de la fuerza militar ya ha pasado siete años detenida.

La exanalista militar estadounidense Chelsea Manning se presentó este jueves 16 de mayo ante la justicia determinada a no responder preguntas sobre el fundador de Wikileaks, Julian Assange, incluso bajo amenaza de un nuevo encarcelamiento.

“Esté detenida o no, no participaré en este gran jurado”, dijo a los periodistas antes de ingresar a un tribunal federal en Alexandria, un suburbio de Washington.

“Quieren hacerme preguntas que ya he respondido”, agregó, denunciando un procedimiento que solo pretende, según ella, enviarla de vuelta tras las rejas.

La encarcelación prolongada “podría tener un impacto en mi salud”, agregó esta mujer transgénero, nacida como Bradley Manning, y convertida durante su primera estadía en prisión.

La exmiembro de la fuerza militar ya ha pasado siete años detenida por transmitir a Wikileaks en 2010 más de 750 mil documentos diplomáticos y militares, cuya publicación avergonzó a Estados Unidos.

El 8 de marzo había vuelto a la cárcel por “desacato al tribunal” tras negarse a declarar ante un gran jurado creado para investigar a Julian Assange.

Como una herramienta clave de la justicia estadounidense, los grandes jurados se establecen en los casos penales más graves y son responsables de investigar con la máxima confidencialidad antes de inculpar a alguien.

Manning fue liberada hace una semana por un motivo técnico: el gran jurado que quería escucharla llegaba a su fin.

Pero se formó un nuevo colectivo de ciudadanos reclutados para continuar la investigación y la convocó este jueves. Sus abogados han presentado una moción para anular esta convocatoria y Manning espera evitar un nuevo encarcelamiento.

“Tenemos un expediente más sólido en materia de objeciones legales” que la última vez, dijo la exmilitar.

Edición Impresa