EN MANIFESTACIONES

El Ejército de Irak admite un 'uso excesivo' de la fuerza

El Ejército de Irak admite un 'uso excesivo' de la fuerza
Desde que el 1 de octubre estallara este movimiento de protestas más de 100 personas perdieron la vida.

El ejército iraquí reconoció este lunes, por primera vez, que hizo un "uso excesivo" de la fuerza durante el violento movimiento de protesta que estalló el pasado martes, mientras que una fuerza paramilitar se declaró dispuesta a intervenir en apoyo del gobierno.

Desde que el 1 de octubre estallara este movimiento de protestas en Bagdad y en las ciudades del sur del país para reclamar la dimisión del gobierno, acusado de corrupción, más de 100 personas perdieron la vida, la mayoría, manifestantes; y más de 6 mil resultaron heridas, según el último balance oficial.

Por su parte, Irán, país vecino aliado de Irak, denunció un "complot" que había "fracasado", en alusión a las manifestaciones, de carácter espontáneo, que respondieron a llamados realizados en redes sociales.

Tras una caótica noche en Ciudad Sadr, en el este de Bagdad, donde 13 personas murieron en unos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, según fuentes médicas, el mando militar admitió "un uso excesivo de la fuerza que rebasó las normas".

"Ya estamos pidiendo explicaciones a los oficiales que cometieron esos errores", indicó en un comunicado.

Unos videos filmados en Ciudad Sadr mostraban a manifestantes poniéndose a cubierto bajo las ráfagas ininterrumpidas de disparos, algunos efectuados con armas pesadas.

Para las fuerzas de seguridad y los medios no es fácil entrar en este feudo del líder chiita Moqtada Sadr, que el viernes pidió la dimisión del gobierno de Adel Abdel Mahdi.

Edición Impresa