Exalcaldesa de Lima admite que Odebrecht y OAS pagaron campaña electoral

Exalcaldesa de Lima admite que Odebrecht y OAS pagaron campaña electoral
El gobierno de Varela ha dado contratos a Odebrecht por, al menos, $2 mil 752 mi

La exalcaldesa socialista de Lima Susana Villarán confesó el domingo que las empresas brasileñas Odebrecht y OAS aportaron 4 millones de dólares a la campaña contra su revocatoria en 2013.



"Siempre supe de aportes de empresas a la campaña del No a la Revocatoria. Tomamos la decisión José Miguel Castro [entonces gerente municipal de Villarán] y yo de procurar y aceptar los fondos de campaña", dijo Villarán a la radio Exitosa.



Los promotores de la revocatoria de Villarán consideraban en 2013 que la gestión de la alcaldesa era ineficiente y que condujo a la capital al desgobierno.

Susana Villarán.

Exalcaldesa de Lima admite que Odebrecht y OAS pagaron campaña electoral
El gobierno de Varela ha dado contratos a Odebrecht por, al menos, $2 mil 752 mi

"Lo que tengo seguridad es que OAS y Odebrecht financiaron la campaña del No a la Revocatoria y no sabíamos en ese entonces que habían fondos ilegales de la Caja 2 o de operaciones estructuradas", manifestó la exalcaldesa.



"Yo sabía de los 4 millones de dólares recibidos. Fue dinero que se pagaba directamente entre brasileños", aseguró.

Tras asumir la responsabilidad, Villarán reconoció que cometió un error al aceptar que empresas con proyectos en la capital peruana financiaran la campaña del No a la Revocatoria, la cual finalmente se impuso.El poder judicial evaluará el lunes un pedido de la fiscalía para cambiar la orden de comparecencia con restricciones impuesta a la exalcaldesa por una medida de prisión preventiva por 36 meses.La orden de comparecencia con restricciones la obliga a ir todos los meses a la fiscalía para el control correspondiente, a no ausentarse de Lima y a no cambiar de domicilio sin previa autorización judicial.

HOY QUIERO DECIRLES UNA VERDAD1.- Siempre supe de los aportes de empresas a la campaña del NO a la Revocatoria. Tomamos la decisión José Miguel Castro y yo de procurar y aceptar los fondos de campaña. (1/8)

El momento grave que vivía la ciudad hacía necesario que la campaña ciudadana que movilizó a miles de personas se fortaleciera con publicidad política de gran nivel. Por ello, se contrató a Luis Favre y su equipo. (2/8)

2.- No se trató de mantener el poder de una persona elegida por el voto popular sino de darle gobernabilidad a Lima, proseguir con las reformas del transporte, las obras de Barrio Mío, de resolver definitivamente el tema de La Parada... (3/8)

...y el pleno funcionamiento del Mercado Mayorista de Santa Anita; igualmente continuar la política cultural en Lima, las grandes obras que abren espacios públicos como la Costa Verde y los Parques Zonales, las peatonalizaciones entre otras. (4/8)

Por esas razones artistas de gran trayectoria como intelectuales, organizaciones sociales, distritos, alcaldes se unieron de buena fe y gratuitamente a esta campaña ciudadana. Gracias nuevamente a todos ellos. (5/8)

Enfrentar el SÍ a la Revocatoria significaba impedir que la mafia política se apoderara de la Municipalidad de Lima, entrando por la puerta la falsa, para beneficiarse con el suelo urbano, con las inversiones privadas y mantener la lucrativa informalidad en la ciudad. (6/8)

Cometí un grave error, permitir que empresas que tenían proyectos privados en la ciudad financiaran la campaña. Reafirmo lo que he dicho siempre: Que no hemos recibido coimas, que no hemos hipotecado el interés público a empresas privadas... (7/8)

...y que jamás se han hecho adendas a la medida de los intereses de estas empresas a cambio del aporte económico dado. Pido perdón a todas las personas a quienes no pude decirles la verdad que estoy diciendo hoy y les agradezco su aporte invalorable a la ciudad de Lima. (8/8)

Edición Impresa