JUSTICIA

Expresidente de Honduras pide investigar acusaciones de narcoestado

Expresidente de Honduras pide investigar acusaciones de narcoestado
Expresidente de Honduras pide investigar acusaciones de narcoestado

El expresidente hondureño Porfirio Lobo exigió este martes al Congreso investigar si Honduras se convirtió en un narcoestado, como señaló la fiscalía de Estados Unidos al involucrarlo a él y al presidente Juan Orlando Hernández en narcotráfico.

+info

Marchan en apoyo al presidente hondureñoPresidente de Honduras deplora condena de su hermano, por narcotráfico, en EU

En el juicio contra el exdiputado Juan Antonio Tony Hernández, hermano del mandatario hondureño, "nos han calificado como un narcoestado porque el presidente está señalado, porque hay un expresidente y otros políticos" mencionados en el delito, dijo Lobo en rueda de prensa.

"El Congreso tiene esa facultad de investigar (...) He pedido [a los diputados] que nos investiguen a todos para ver quién es responsable", añadió el exmandatario (2010-2014).

El Partido Nacional de Lobo y Hernández es la principal agrupación del Congreso hondureño con 61 del total de 128 diputados.

El exdiputado Tony Hernández, de 41 años, fue declarado culpable de tráfico de cocaína, falso testimonio y posesión de armas de fuego en un tribunal de Nueva York, y podría ser condenado a cadena perpetua.

La fiscalía estadounidense, que aportó como testigos a excapos de la droga que se entregaron a las autoridades estadounidenses, aseguró que el presidente Hernández es coconspirador de traficar drogas hacia Estados Unidos.

Lo señaló también de recibir dinero de narcotraficantes, como el mexicano Joaquín El Chapo Guzmán, a cambio de protección.

Los excapos confesaron haber recibido ayuda del presidente Hernández y de Lobo.

El presidente Juan Orlando Hernández deploró la condena contra su hermano y rechazó los cargos en su contra, los cuales atribuyó a una "venganza" de los narcotraficantes por perseguirlos durante su gobierno.

Según Hernández, 24 cabecillas de los carteles de narcotráfico fueron extraditados por su gobierno a Estados Unidos y otros se entregaron al sentir la amenaza de extradición.

Fabio Lobo, hijo del expresidente Lobo y uno de los que se entregó, fue condenando a 24 años de cárcel en Estados Unidos.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL